Octubre 17, 2003

Un argentino es homenajeado por el Congreso de los Estados Unidos

Fuente de prensa:

Baruj Tenembaum, asiduo lector de Buenafuente, será homenajeado en el Congreso de los EE. UU. ‘Una prueba viviente de que un hombre puede hacer la diferencia’.

Esta semana se homenajeó la solidaridad sin dobles intenciones en el Congreso de Estados Unidos. Tom Lantos, miembro demócrata de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, propuso el tributo al argentino Baruj Tenembaun debido a su trabajo por crear un marco de entendimiento entre judíos y católicos en el mundo entero.

Baruj Tenembaum nació en la colonia judía ”Las Palmeras”, Santa Fe, en 1933. Egresó del seminario de estudios rabínicos para luego ser el primer Director General del Instituto Cultural Argentino-Israelí. Algunos de sus logros incluyen la fundación de escuelas y la organización del primer Certamen Latinoamericano de Biblia. Por otra parte, fundó en 1966 con Jorge Luis Borges la Casa Argentina en Jerusalén, primera organización interconfesión.

Tom Lantos, nació en Hungría y se salvó de morir exterminado por los nazis gracias a Raoul Wallenberg. Más adelante, en Estados Unidos, fue elegido miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, convirtiéndose así en el único sobreviviente del Holocausto en el Capitolio.

Raoul Wallenberg, descendiente de una familia aristocrática sueca, tenía en 1944 apenas 32 años cuando se le ofreció encabezar una misión para auxiliar a la comunidad judía de Budapest. Así, Wallenbeberg fue responsable de salvar del Holocausto a alrededor de 100 mil judíos. Desapareció en 1945, visto por última vez cuando marchó a reunirse con miembros del ejército ruso.

Las historias de estos tres hombres tienen algo en común, se cristalizan en la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, fundanda por Tenembaum y Lantos. La institución es una ONG que preserva los valores de solidaridad y coraje cívico puestos en práctica por los salvadores de los perseguidos durante el Holocausto.

De esta manera, el homenaje que le dedicó Lantos al argentino fue una buena oportunidad para recordar, como bien dicen sus palabras, que ”Esta persona excepcional es una verdadera inspiración para todos nosotros. Al igual que el hombre cuyo legado él preserva trabajando incansablemente, el señor Tenembaum es una prueba viviente de que un hombre puede hacer la diferencia”.