Febrero 16, 2009

Funcionario alemán que ayudó a ”El Pianista”, fue reconocido como Justo entre las Naciones

Fuente de prensa:

El oficial alemán que Roman Polanski hizo famoso en su película ”El Pianista” en el año 2002, por haber albergado a dos judíos que se estaban escapando de la persecución nazi durante el Holocausto, ha sido reconocido de manera póstuma como Justo entre las Naciones por el Museo Yad Vashem, según informó el lunes, el Holocaust Memorial de Israel.

Wilm Hosenfeld, era el nombre del funcionario alemán que ayudó a salvar a dos judíos durante el Holocausto, y que fue honrado como Justo entre las Naciones por el Museo Yad Vashem.

Wilm Hosenfeld ingresó en las filas del ejército alemán un tiempo antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, y fue enviado a Polonia, donde permaneció como funcionario de cultura y deportes. Durante el Levantamiento de Varsovia en 1944, interrogaba a prisioneros.

Al finalizar la guerra, los soviéticos lo arrestaron, enjuiciaron y sentenciaron a cadena perpetua. Luego, dicha sentencia fue conmutada a 25 años de prisión, pero Hosenfeld murió en la cárcel en el año 1952.

Tras el paso de los años, dos sobrevivientes brindaron su testimonio en Yad Vashem, en el que explicaban que el funcionario alemán los había albergado, protegiéndolos de esta forma de la persecución nazi.

Leon Wurm testificó que Hosenfeld lo empleó en el centro de deportes, luego de escaparse de Treblinka, al mismo tiempo que Wladyslaw escribía a Yad Vashem (al igual que en sus diarios, que fueron luego utilizados para realizar la película), que en noviembre de 1944, Hosenfeld lo ayudó a encontrar un lugar donde esconderse, le dio frazadas, alimento y apoyo moral.

Las autoridades de Yad Vashem ya habían considerado la posibilidad de brindarle al funcionario alemán el más alto reconocimiento por haber salvado a un judío, pero decidieron esperar a que quedara establecido que Hosenfeld no había estado involucrado en crímenes de guerra durante el Levantamiento de Varsovia.

De acuerdo con lo dicho por Yad Vashem, de manera reciente se revisó nuevo material que incluía el diario personal de Hosenfeld y cartas a su esposa, con lo que quedó claro su ”postura” en contra de la política nazi hacia los judíos.

En sus escritos, Hosenfeld acentuaba su creciente disgusto con la opresión del régimen de los polacos, la persecución del clero polaco, el abuso hacia los judíos y, con el comienzo de la política de la ”Solución Final”, el horror que sentía frente al exterminio sistemático de la población judía.

Aunque apoyaba al partido nazi en sus comienzos, claramente vio las consecuencias del ascenso nazi al poder, su oposición fue profunda y constante, según Yad Vashem.

Los hijos de Hosenfeld, que viven en Alemania, recibirán la medalla y el diploma en nombre de su padre.

Yad Vashem ha reconocido a más de 22.000 no judíos como ”Justos entre las Naciones”.


Traducido por Graciela Forman