Septiembre 27, 2004

Se inauguró en Alemania monumento que recuerda a las víctimas del Holocausto y del terrorismo

Lo hizo la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, ONG nacida en Argentina

En una ceremonia de profundo contenido interconfesional llevada a cabo en Berlín el domingo 26 de septiembre de 2004 fue inaugurado un recordatorio a las víctimas del Holocausto dentro de la Iglesia Vaterunser.

El acto, una iniciativa de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, en cooperación con la Iglesia Evangélica de Alemania, contó con la participación de importantes figuras de la política alemana, así como de representantes religiosos de diversas confesiones.

En una iglesia colmada por centenares de asistentes y con fuertes medidas de seguridad en sus alrededores, la ceremonia abrió con una pieza de Johann Sebastian Bach interpretada en órgano, para luego continuar con discursos a cargo del obispo Wolfgang Huber, titular de la EKD, la mayor iglesia de Alemania, de Baruj Tenembaum, fundador de la FIRW, del Ministro del Interior de Alemania, Otto Schily; de Ilan Mor, Ministro de la Embajada de Israel en Berlín, del presidente de la Comunidad Judía de Alemania, Stephan Kramer, de la Alcaldesa de Berlin Karin Schubert y del obispo católico Wolfgang Weider.

El mural fue descubierto por Tenembaum y Huber, quien destacó la importancia y el privilegio para Alemania de ser el segundo país en la historia que alberga dentro de un templo cristiano a un recordatorio de las víctimas de la Shoá.

El cantor judío Isaak Scheffer conmovió a los presentes con su interpretación de la plegaria ”El Maale Rajamim”.

Estuvo presente el embajador argentino en Alemania, Enrique Candioti, quien subrayó las palabras de Tenembaum al recordar que el mural también recuerda a los muertos en los atentados contra la AMIA (1994) y la embajada de Israel en Buenos aires (1992).

Entre los presentes también se encontraban David Gill, Martin Vogel y Joachim Gärtner, máximas autoridades de la EKD en Berlín.

Cerrando la ceremonia, el coro de Berlín dirigido por Heinrich Schütz, interpretó el tema ”Por las aguas de Babilonia”.

La primera versión del mural fue descubierta por el Premio Nobel de la Paz Lech Walesa en abril de 1997, dentro de la Catedral metropolitana de Buenos Aires.

Horas después, Tenembaum entregó al presidente de Alemania una réplica en miniatura del mural en las oficinas centrales del gobierno alemán en Berlín.

Entre las adhesiones recibidas a este hito sin precedentes en la historia de las relaciones judeo-cristianas, pueden mencionarse las siguientes: Nina Lagergren (hermana de Raoul Wallenberg), Tom Lantos (miembro del Congreso de EE.UU., salvado por Wallenberg), José Luis Rodriguez Zapatero, Presidente de España, Ricardo Lagos, Presidente de Chile, Helen Clark, Primera Ministra de Nueva Zelanda, Ken Livingstone, Alcalde de Londres, Cardenal Walter Kasper, Presidente de la Comisión de Relaciones Religiosas con los Judíos, del Vaticano, Michael Zampelas, Alcalde de Nicosia, Ralph Gonsalves, Primer Ministro de St. Vincent y las Granadinas, Tuilaepa Sailele Malielegaoi, Primer Ministro de Samoa y James K. Hahn, Alcalde de Los Angeles.

Video