Septiembre 16, 2013

Fundación Wallenberg otorga Medalla Wallenberg a un salvador armenio

En una emotiva ceremonia que tuvo lugar en el Palacio Presidencial en Yerevan, Armenia, la Fundación Internacional Raoul Wallenberg ( FIRW ) otorgó la Medalla del Centenario Raoul Wallenberg al salvador del Holocausto Armenio, Dr. Harutyun Khachatryan. La medalla fue entregada a Anna Khachatrian, en nombre de su abuelo, por Baruj Tenembaum, fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg y Artiom Chernamoryan, un destacado voluntario de la FIRW.

“Durante los últimos dos años, nuestra organización está dirigida por mi buen amigo, el Sr. Eduardo Eurnekian, prominente empresario argentino de origen armenio. Nos sentimos bendecidos de tenerlo a bordo porque se nos ha inculcado lo que yo definiría como “el espíritu armenio”. La combinación de los más altos valores de la solidaridad humana y la iniciativa incansable, que son tan típicas de los armenios”, dijo Tenembaum.

“La Fundación Wallenberg continuará su trabajo incansable con el objetivo de descubrir más historias inspiradoras de rescate armenios. Nos sentimos honrados y orgullosos de otorgar la Medalla Centenario de Raoul Wallenberg al presidente Sergh Sargsyan, quien como jefe de Estado de la República de Armenia se encuentra aquí en representación de todos los héroes armenios; los que ya fueron reconocidos, y los que aún son anónimos”, señaló Danny Rainer, vicepresidente de la FIRW.

Harutyun Kachatryan nació el 5 de abril de 1915 en Karakhan – Beklu, pueblo de Nakhidjevan. Se trasladó a Ereván en 1934 y continuó sus estudios de medicina en el Instituto Médico Estatal de Ereván. Se unió al ejército soviético como médico en 1939. En agosto de 1941 fue capturado por los nazis y llevado prisionero cerca de la ciudad de Velikie Luki. En este campo de prisioneros, fue que actuó como médico y que conoció y trató a un prisionero judío herido, Josef Kogan, salvando su vida.

Khachatryan regresó a Armenia en 1946 y  durante 1946-49 trabajó como médico jefe del Hospital Regional Ashtarak. Fue condenado a muerte en 1949, después de haber sido acusado de traicionar a su patria. La sentencia fue más tarde cambiada por 25 años de prisión. Entre 1949 y 1956, cumplió su condena en Norilsk, Siberia. Fue liberado en 1956 y restituido a su posición en 1960.

Trabajó como médico en el Policlínico Yerevan N17, durante 1956-1984. En 1983 mantuvo una reunión muy esperada con sus colegas militares y amigos.

Una carta que Josef Moisés Kogan envió a la Comisión de Seguridad del Estado de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas revela cómo este héroe de Armenia, Dr. Harutyun Khachatryan, salvó la vida del señor Kogan. Kogan cuenta toda la historia en esta carta que describe la cantidad de veces que los armenios, y el Dr. Khachatryan, en particular, le salvaron la vida. Kogan fue capturado por los alemanes cerca de la ciudad de Velikie Luki a finales de agosto de 1941, herido en la pierna derecha y aún inconsciente fue trasladado al campo de concentración del mismo nombre.

El Dr. Harutyun Khachatryan lo trató y fue capaz de volver a caminar, pero más tarde el prisionero de guerra judío se enfermó de tifus. A pesar de la cuarentena y la orden de no comunicarse con los pacientes moribundos, Khachatryan continuó visitándolo, llevando alimentos y medicamentos.

Los prisioneros de guerra eran transportados regularmente a varios campos de concentración, desde Velikie Luki de Polotsk, desde Polotsk a Borisovo, desde Borisovo a Beniaminovo (Polonia ). Beniaminovo no era el único lugar en Polonia donde había prisioneros de guerra soviéticos, también fueron transportados desde Beniaminovo a Demblin, y desde Demblin a Pulavi.

Durante los últimos dos años, la Fundación Internacional Raoul Wallenberg ha estado buscando activamente salvadores armenios y así es como la famosa cantante armenia, Anna Kachatryan, contactó al Sr. Artiom Chernamorian, un voluntario de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg y le proporcionó información histórica sobre las hazañas de su difunto abuelo – Dr. Harutyun Kachatryan.

Para su protección, el Dr. Khachatryan había dispuesto que Josef Kogan se quedara con los prisioneros armenios bajo el nombre de Michael Markosyan (Misha Markosyan). Sin embargo, un desconocido lo entregó a los comandantes del campo Borisovo.

En su libro titulado “Personas desaparecidas”, el periodista Michael Akobian describe un episodio en el que un prisionero de guerra armenio (más tarde, el comandante del primer Destacamento Partisan Soviética de Francia) Alexandr Ghazaryan, fue llamado a la sede del campamento Borisovo por los nazis con Markosyan (Kogan) como intérprete. Ghazaryan fue interrogado bajo sospecha de que ser judío. A continuación, el armenio fue liberado, seguido por Markosyan .

Más tarde Kogan escribió en una carta: “En el campo de concentración de la ciudad de Pulavi, un desconocido difundió rumores sobre mis antecedentes y los alemanes formaron una comisión médica para determinar mi nacionalidad. Parecía inevitable que iba a ser condenado a muerte, pero en el último momento, justo antes de que fuera a presentarme a los médicos nazis, el único médico no alemán de esta Comisión logró salir de la habitación, arriesgando su vida, me detuvo en el pasillo, y me informó que alguien me había traicionado.”

A través de los esfuerzos de los prisioneros de guerra armenios que habían fundado la Organización Antifascista Patriótica de resistencia en el campo Beniaminovo en 1942, Kogan fue capaz de ocultarse y esa misma noche se organizó su fuga.

Más de 17 años después, a través de una carta del teniente coronel Alexandr Ghazaryan, se enteró de que una vez más, a causa de una traición, los armenios que habían organizado su huida estuvieron prisioneros en el mismo campo de concentración fascista.

Uno de los miembros fundadores de la organización anti- fascista Patriótica de la resistencia, Vahan Vardanyan, describe en detalle en sus memorias, el escape de Kogan: “Antes de la comisión médica, decidimos organizar su fuga durante una de nuestras reuniones. Le dimos un arma y balas. Él logró saltar por encima del muro y huir. Los alemanes se enteraron de todo al día siguiente, muy probablemente por el mismo informante. Stephan Yaghdjyan fue exonerado y nosotros, los diez restantes, fuimos juzgados como militares alemanes. Eramos  considerados soldados de la vermacht. Fuimos condenados a varios años de prisión, he olvidado exactamente cuántos. Karapetyan fue condenado a ser ejecutado por una supuesta relación con los partisanos.

El Doctor Harutyun Khachatryan murió el 23 de noviembre de 1985 a la edad de 70 años. En cuanto a Kogan, nada más se sabe de él después de la muerte Khachatryan.

Traducción: FIRW