Emotiva ceremonia en la Catedral Metropolitana

La Fundación Wallenberg recordó a Antonio Quarracino

Una pequeña y emotiva ceremonia tuvo lugar en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires el viernes 28 de febrero de 2003, con motivo de cumplirse el 5º aniversario del fallecimiento del ex Cardenal Primado de la Argentina, Antonio Quarracino.

Se recordó la figura de quien inaugurara en la Catedral, el 14 de abril de 1997, el Mural Conmemorativo de las víctimas del Holocausto y de los asesinados en los atentados a la embajada de Israel y la AMIA, único memorial de esas características emplazado dentro de un templo cristiano en todo el mundo. La reunión tuvo lugar junto a la sepultura del ex Arzobispo de Buenos Aires, en la Capilla de la Vírgen de Luján, al lado de la cual se encuentra el Mural.

Como señalara el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Angelo Sodano, en su última visita a la Argentina, ‘Es un símbolo de la reconciliación sin precedentes en la historia de las relaciones Judeo-Católicas’.

Participaron de la misma el Nuncio Apostólico en Argentina, Monseñor Santos Abril y Castelló; el rabino Simón Moguilevsky; los sobrevivientes del Holocausto Miriam Kesler y Laszlo Ladanyi; la Vicepresidenta de la AMIA, señora Susana Lerner; Israel Faerman y el fundador de la fundación Wallenberg, Baruj Tenembaum.

El ingeniero Oscar Vicente recordó a Quarracino con un emotivo discurso. Luego hablaron la señora Kesler, donante de la portada de la Hagadá de Pesaj (libro de rezo de la Pascua judía) incluída en el Mural, y el rabino Moguilevsky.

En una carta póstuma de diciembre de 1997 dirigida a Tenembaum, el Cardenal Quarracino señaló: ‘Pronto se cumplirá el Primer Aniversario desde el descubrimiento de este digno ‘Monumento’ ante el que he pedido se invite a judíos que así lo deseen a cubrirse la cabeza. El lugar definitivo del Mural estará ligado al descanso que aguardo dentro de la Catedral para continuar pregonando la fraternidad como lo he hecho toda mi vida’.

Palabras del Ingeniero Oscar Vicente

Vicepresidente de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg

28 de Febrero de 2003. 5º Aniversario del fallecimiento del Cardenal Antonio Quarracino

”Poco antes de su fallecimiento, el 28 de febrero de 1998, y sólo 10 meses después de haberse inaugurado el Mural que recuerda a las víctimas del Holocausto, Monseñor Quarracino expresó en una carta póstuma su deseo de descansar eternamente junto a éste símbolo de la reconciliación único en el mundo. ”

”Queremos hoy recordar al ex Primado en una sencilla pero emotiva ceremonia, citando sus propias palabras:2

”Cuando inauguró el Mural, el 14 de abril de 1997, el Cardenal Quarracino dijo: ”Este Mural es un recordatorio para todos los católicos, pues las raíces de su fe fueron sembradas en la tierra de Israel, donde vivieron los profetas y Jesús predicó.”

”El acercamiento entre las religiones es un compromiso de importancia vital en el mundo que nos toca vivir. Es el camino que nos conducirá al entendimiento y a la aceptación de nuestro semejante como diferente. El Cardenal Quarracino estaba convencido de la necesidad de promover la reconciliación como premisa para el logro de la Paz, y actuó en consecuencia. ”

”Con hechos y no sólo con palabras. ”

”Hoy le decimos nuevamente: Gracias Antonio!”