Julio 16, 2007

Gilberto Bosques Saldivar, El Mexicano Que Salvó Judíos

Fuente de prensa:

Ciudad de México (CJL-OJI) – La memoria del diplomático mexicano Gilberto Bosques Saldívar, quien durante la persecución nazi salvó a miles de republicanos españoles y a judíos, fue recuperada en México con una exposición fotográfica dedicada a su figura.

Aquel diplomático (1892-1995) cambió el destino de por lo menos 20.000 republicanos españoles que se habían refugiado en Francia tras la Guerra Civil, y salvó de los nazis a miles de judíos, como lo han mostrado 120 fotografías exhibidas en el Museo del Holocausto que funciona en la capital de México.

”Él fue un hombre a quien le tocó vivir los acontecimientos más trágicos del siglo XX, dijo a la Agencia EFE Laura Borges, hija de quien fuera cónsul general de México en Francia tras la Guerra Civil española y durante la ocupación alemana. Laura Bosques, quien a los 82 años demuestra tanta energía en mantener su memoria como la que demostró su padre para salvar a los perseguidos, declaró que Gilberto Bosques Saldívar comenzó a dar visados a los judíos amenazados en Francia invadida por los nazis.

Cuando tenía 9 años, Bosques vivió el levantamiento contra el dictador mexicano Porfirio Díaz en su natal Chiautía, Estado de Puebla, lo que lo estimuló a tomar conciencia de los problemas sociales. Se consideraba a así mismo un ”hombre de la Revolución” mexicana (1910-1917). Fue director del diario ”El Nacional” que ”siempre estaba del lado de la República”, recordó su hija.

El general Lázaro Cárdenas, quien asumió la presidencia de México en 1934, lo nombró en 1938 cónsul general en París.

”No hay un dato exacto de a cuántos judíos ayudó. Fueron varios miles”, testimonia Laura Bosques.

Las fotos de la exposición, que llevó el título de ”Embajador, un hombre de todos los tiempos”,forman parte del acervo privado de la familia Bosques y del perteneciente a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), a la que sirvió el diplomático también en Cuba, Portugal, Finlandia y Suecia.

La hija de Bosques rememoró que su labor diplomática de salvación fue dirigida principalmente a la protección de los españoles refugiados de la España del dictador Francisco Franco. Entre los beneficiados por Bosques se encontraron figuras como Max Aub, María Zambrano y Miguel Altolaguirre, así como el pintor de origen austríaco Wolfgang Paalen.

En 1942 Bosques fue trasladado a Marsella y como cónsul de México en esa ciudad, intensificó su labor en beneficio de los republicanos, que languidecían en campos de refugiados en el sur francés.

La legación diplomática mexicana fue asaltada por las tropas alemanas en 1942 y Bosques y los suyos fueron arrestados en febrero de aquel año y confinados en los Pirineos, trasladados luego al centro de Francia y desde allí a la localidad alemana de Bad Godesberg, donde permanecieron un año y dos meses hasta ser canjeados por alemanes prisioneros en Lisboa. De Lisboa partieron hacia Nueva York y desde allá, Gilberto Bosques Saldívar y su familia llegaron a México, donde la comunidad judía y unos 7.000 españoles les dieron ”una gran recepción” en la estación Balbuena, rememoró al hija del salvador.

Posteriormente, el presidente mexicano Manuel Ávila Camacho lo envió a Lisboa, donde siguió protegiendo a los españoles que la España franquista había forzado al exilio.

La anciana Laura Bosques reconoció que ella y su familia guardan ”un enorme agradecimiento a la comunidad judía” y expresó su pena porque en España ”apenas los especialistas” conocen lo que su padre hizo por los españoles.

Es importante para todos, dijo, recuperar la memoria de las atrocidades del pasado.

La labor humanitaria de Gilberto Bosques Saldívar también tuvo capítulos destacados en relación con Cuba, pues él facilitó que México otorgara asilo a Raúl Castro en los años cincuenta, y que Fidel Castro obtuviera un visado mexicano tras ser liberado el 15 de mayo de 1955 del penal de la Isla de Pinos gracias a una amnistía.

En Viena una calle lleva el nombre de Bosques y en México la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal tiene planes para que una lleve su nombre.

(Fuente: Agencia EFE / ”Itón Gadol”).