Octubre 18, 2009

La tradición de Marruecos en materia de convivencia

Fuente de prensa:

A continuación, reproducimos un comunicado de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg relacionada con la actividad de los ciudadanos marroquíes y en particular de su reino relacionado con su comportamiento a favor de la convivencia entre las distintas religiones.


La Fundación Internacional Raoul Wallenberg resuelve rendir tributo al reino y al pueblo de Marruecos

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg es una ONG educativa con sedes en Nueva York, Berlín, Jerusalén, Rio de Janeiro y Buenos Aires. Entre sus miembros se encuentran más de 100 jefes de estado y personalidades galardonadas con el Premio Nobel.

Acorde a su naturaleza interreligiosa, la Fundación Wallenberg cuenta con el fuerte apoyo de iglesias católicas y protestantes. En Berlín trabaja desde la Iglesia ”Vaterunser”. En Buenos Aires, Argentina, a instancias de una de sus múltiples iniciativas, la Catedral de Buenos Aires tiene instalado en su interior un Mural Conmemorativo dedicado a las víctimas del Holocausto.

El Comité de Premiaciones de la FIRW ha resuelto otorgar el ”Premio Humanitario Raoul Wallenberg” al Reino de Marruecos.

La distinción reconoce las acciones que musulmanes de diferentes países hicieron por salvar a judíos perseguidos durante la segunda guerra mundial, en particular premia lo realizado por la familia real de Marruecos y el pueblo marroquí por el tradicional rol jugado a favor del diálogo y el respeto mutuo entre personas de distintas religiones y nacionalidades.

En una carta dirigida a la FIRW, Su Majestad, el Rey Mohamed VI, expresó estar ”profundamente honrado de recibir en Marruecos la medalla especial que ustedes han concebido para esta ocasión.”

El Sultán Mohamed V (luego conocido como Rey Mohamed V) demostró durante la vigencia del régimen de Vichy, en la segunda guerra mundial, su apoyo incondicional a sus súbditos judíos. De acuerdo a relatos de la tradición verbal cuando un oficial nazi exigió la lista de judíos marroquíes, el Sultán Mohamed VI respondió de la siguiente manera:

”¡No tenemos judíos en Marruecos! Sólo ciudadanos marroquíes.”

Este es sólo un ejemplo que demuestra el espíritu de solidaridad cívica de los monarcas marroquíes y sus súbditos.

El mismo espíritu de coraje cívico y solidaridad fue puesto en práctica por musulmanes de otros países como Túnez, Albania y Turquía, quienes demostraron al mundo que la solidaridad no conoce fronteras.

La misión de la FIRW es investigar y divulgar las gestas de los salvadores de perseguidos por el nazismo durante el Holocausto, haciendo foco en programas educativos y de difusión masiva.

A través de este humilde reconocimiento personas de distintos orígenes: cristianos, judíos y musulmanes, creyentes o agnósticos, expresarán su gratitud a una de las familias reales más notables del mundo, cuyos líderes protegieron a sus ciudadanos durante el Holocausto.

A la luz de este evento, la Fundación Wallenberg convoca a historiadores y personas que se distingan en diferentes actividades del quehacer histórico y cultural a proveer a nuestro Departamento de Investigación con evidencias históricas relacionadas con la tradición de Marruecos en materia de convivencia. Las opiniones y apoyos a esta iniciativa pueden dirigirse a: irwf@irwf.org.ar. www.raoulwallenberg.net