Abril 16, 2010

En Nueva York conmemoran a los salvadores y a los sobrevivientes del Holocausto

El 16 de abril un grupo de 80 amantes del arte asistió, en el Espacio Cultural de la Fundación Wallenberg en Nueva York, a una recepción en honor de ”Las Bendiciones pueden desprenderse de la Piedra”, exhibición del plástico Peter Bulow.

Bulow, cuya madre era húngara y sobreviviente del Holocausto, combinó nuevos trabajos encargados por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg con piezas ya existentes a fin de desarrollar una exhibición intensamente provocativa dedicada al Día de la Memoria del Holocausto.

Las estatuas de bronce, sumamente expresivas, de Raoul Wallenberg y de Luis Martins de Souza Dantas, revelaron la fuerza del talento del artista para describir la vida interior de estas personas, dos valiente salvadores de víctimas del Holocausto.

Las esculturas encargadas por la FIRW forman parte de la ”Colección de los Salvadores” perteneciente a la Fundación.

Mientras observaba la estatua de Wallenberg, Rebbetzin Friedlander, que lo había conocido en Budapest cuando ella tenía unos 5 años, dijo : ”El era exactamente así”.

De inmediato, la atención de los invitados fue captada por títeres de tamaño humano, parte de la escenificación teatral de ” Cuentos de mi Madre”. obra que escribió Bulow basándose en historias de guerra que le habían contado varios miembros de su familia, los títeres representaban a la madre del artista, a los abuelos, a la tía y al tío abuelo, todos sobrevivientes del Holocausto. En Champaign en 1944 se llevaron a cabo cinco representaciones de ”Cuentos de mi Madre”.

”La Madonna de Alzheimer”, posiblemente la obra más famosa exhibida en la muestra, debe su creación al trabajo de Peter como residente psiquiátrico. Asimismo, expresa los recuerdos de Bulow de su abuelastro llamado Onkel, un sobreviviente de Auschwitz que con el tiempo contrajo la enfermedad de Alzheimer.

Bulow explica : ”La Madonna/Venus de mi escultura está sosteniendo a un hombre anciano que ha llegado al final de su vida mientras que ella está en su plenitud. Juntos forman un todo y giran uno alrededor del otro como ejecutando un baile. La joven mujer, imagen total de energía y virilidad y el anciano, símbolo de la memoria, están ligados tal como lo están en nuestras almas en las cuales el ser joven y el ser viejo coexisten a lo largo de nuestras vidas.”

Daniela Bajar de la FIRW señaló: ”Estamos encantados de exhibir el arte de Peter Bulow. No sólo es un artífice magnífico que utiliza diversas técnicas en su expresión artística, sino que su trabajo como psiquiatra y la experiencia personal adquirida a través de las historias de familia han producido una mezcla fecunda y poderosa de impresiones, de discernimiento y de visiones que raramente se encuentran encarnadas en una misma persona. En todas las piezas artísticas presentadas en esta muestra se nota esa singular percepción; esto es lo que diferencia el trabajo de Peter del de sus contemporáneos.”

Traducción: María Pensavalle

Ver todas las fotos