enero 16, 2015

Doble programa para recordar a Raoul Wallenberg en Tel Aviv

“Setenta años sin Raoul Wallenberg, Actividad Internacional diplomática y legislativa contra la Discriminación Racial”, fue el título de la conferencia que tuvo lugar el 15 de enero, en el Centro Cymbalista de la Heredad Judía de la Universidad de Tel-Aviv.

Entre los conferencistas se destacaron Carl Magnus Nesser, Embajador de Suecia; la profesora Dina Porat, Directora del Centro Kantor; Jens Orback, Secretario General del Centro Internacional Olof Palme; el profesor Joseph Klafter, Presidente de la Universidad de Tel-Aviv; el profesor Yoram Dinstein, ex presidente de la Universidad de Tel Aviv; Irwin Cotler, miembro del Parlamento canadiense; Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel-Aviv; Cecilia Ahlberg, sobrina nieta de Raoul Wallenberg y Danny Rainer, Vice-Presidente de la Fundación Wallenberg, quien, entre otras palabras, dijo:

“Seguimos pidiendo a las autoridades rusas que permitan un acceso sin restricciones a los archivos de la KGB. Los historiadores deben estar en condiciones de estudiar cuidadosamente las evidencias archivadas ya que las mismas podrían arrojar luz sobre la suerte de Raoul y de chofer, Vilmos Langfelder. No entendemos la cerrada postura rusa de no permitir dicho acceso. Con gran dolor, tenemos que admitir que tampoco entendemos la pasividad de diferentes gobiernos suecos, desde el día en que Wallenberg fue secuestrado hasta la actualidad. Digo esto con respeto ante la presencia de mi amigo, el embajador Nesser. Creemos que la verdadera amistad permite este tipo de conversación directa. Más allá de su obligación moral con Wallenberg, hay que subrayar que Suecia dispone de mucha influencia diplomática y económica que podría ser utilizada para que Raoul vuelva a casa “.

En la ocasión se recordó el décimo aniversario de la declaración del Día Internacional del Holocausto, así como los setenta años de la liberación de Auschwitz.

Una ópera inusual

Más tarde, una grabación en vídeo de la ópera “Wallenberg”, compuesta por el estonio Erkki-Sven Tüür, fue proyectada en la Cinemateca de Tel Aviv.

El video es una grabación de la actuación de la Ópera Nacional de Estonia en 2007. La ópera se estrenó en 2001 en el Opernhaus Dortmund. Después de elogiar el trabajo y la misión de la Fundación Wallenberg, Tüür dijo que la proyección de su ópera en Tel Aviv “fue definitivamente especial”.

La embajadora de Estonia a Israel, Malle Talvet-Mustonen, sostuvo que la proyección de “Wallenberg” se logró gracias a la embajada de Estonia, en colaboración con la Fundación Internacional Raoul Wallenberg y a la Embajada de Suecia en Israel.

“Por estar dedicada a una persona como Wallenberg, y por haber sido escrita por un compositor estonio, tenemos que difundir la obra a un público más amplio. También es raro que el propio compositor atienda a la presentacion. Quizás esta proyección permita que la ópera sea presentada en un escenario de Israel o de otras capitales culturales el tema y la música moderna importan.”, dijo Talvet-Mustonen.