Diciembre 29, 2009

Carta de fin de año de Baruj Tenembaum

Queridos amigos,

Este ha sido un año de encuentros.

Hemos organizado una reunión con personas salvadas por Wallenberg, en la cual viejos amigos se vieron por primera vez en más de sesenta años, desde el día en que debieron abandonar Budapest.

También, después de más de sesenta y cinco años, hemos reunido a una mujer sobreviviente del Holocausto y a su familia con los parientes de su salvadora polaca.

Este ha sido un año de lecciones, enseñadas y aprendidas.

Miles de estudiantes conocieron nuestros programas educativos que ahora llegan a Israel e incluyen la obra de teatro de Eli Yosef que narra la historia de Wallenberg, ”Corazón de Piedra, Corazón de Carne”.

Esta obra es uno de los tantos ”e-books” (libros electrónicos) publicados por la Fundación Wallenberg. La colección incluye títulos en español, inglés, francés y alemán.

Nuestra fundación trabaja intensamente para divulgar más historias de rescate, promoviendo de este modo los valores de solidaridad y coraje cívico tanto entre los adultos como entre la juventud.

Hemos participado de proyecciones de películas como el caso de la maratón de films ”Savior on the Screen”; exhibiciones como ”Los salvadores austríacos”, presentaciones de libros, tributos y otros sucesos realizados con el objetivo de crear conciencia y ejercitar la memoria.

Además de llegar al gran público en general la Fundación Wallenberg trabajó para lograr el reconocimiento de Raoul Wallenberg en círculos oficiales.

Los Estados Unidos se han unido a la campaña de la Fundación titulada ”Días Wallenberg”, e instituciones de distintos países han realizado eventos conmemorativos a instancias de nuestras propuestas y sugerencias.

Como consecuencia de trabajos de investigación conducidos por nuestros equipos diversos casos fueron presentados a Yad Vashem (la Autoridad para el Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto) para lograr el reconocimiento oficial. Entre ellos, el relacionado a Zsuzsanna Reszeli, recientemente declarada ”Justa entre las Naciones”.

Desafortunadamente, este también ha sido un año de pérdida. A pesar de su edad avanzada la muerte del profesor Guy von Dardel, hermano de Raoul Wallenberg, luce como prematura. Luego de dedicar su vida a luchar por el esclarecimiento del paradero de Wallenberg, von Dardel murió sin cumplir la misión de llevar a Raoul a su madre patria. Nos comprometemos a transitar el camino por él marcado.

Cordialmente,

Baruj Tenembaum