Agosto 5, 2009

Agasajo noruego del nazi laureado con el Premio Nóbel irrita a los judíos

Fuente de prensa:

OSLO, Agosto 4. (Reuters) – Noruega abrió un museo y reveló una estampilla de correo para celebrar el 150º cumpleaños del laureado premio Nóbel de literatura y simpatizante nazi Knut Hamsun, lo que provocó una profunda indignación de un grupo judío.

Los organizadores del tributo informaron que 2.500 a 3.000 personas, lideradas por la Princesa Mette-Marit y el Ministro de Cultura Trond Giske, abrieron oficialmente el Centro Hamsun el día martes en Harnaroey, una ciudad costera del norte de Noruega, lugar donde nació y creció el laureado autor.

”No podemos entender cómo los noruegos pueden honrar a alguien que fue un criminal e incitador de crímenes”, dijo Baruj Tenembaum, el fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.

La fundación lleva el nombre de un diplomático sueco que salvó a miles de judíos de los campos nazis de la muerte durante la Segunda Guerra Mundial.

”Hamsun fue un gran escritor, ¿y, qué? ¿Qué es más importante: el arte o la integridad?”, dijo Tenembaum en una conversación telefónica a Reuters.

Hamsun, fallecido en 1952, obtuvo la fama por ”Hunger” (Hambruna), una novela autobiográfica escrita en 1890 sobre un joven escritor hambriento en su camino a la locura.

Fue galardonado con el premio Nóbel en 1920 por su trabajo ”Growth of the Soil” (El Crecimiento del Suelo), pero la Fundación Wallenberg dice que en 1943, le dedicó su galardón al ministro de la propaganda nazi Joseph Goebbels.

Cuando la Segunda Guerra Mundial finalizó con la destrucción de los nazis, él escribió un elogioso obituario para Hitler, que fue publicado por el diario noruego Aftenposten, donde describía al dictador como un ”guerrero para la humanidad”.

Después de la guerra, se rehusó a renunciar a sus simpatías nazis y fue enviado a un hospital psiquiátrico para recibir tratamiento.

Durante el año próximo, Noruega planea conmemorar los logros literarios de Hamsun, a través de diversas exhibiciones e inclusive un musical basado en su trabajo, lo cual atrajo la crítica de grupos quienes dicen que este jubileo no hace más que glorificar al que una vez fue un activo seguidor del nazismo.

En una carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Noruega, Jonas Gahr Soere, Tenembaum escribió que se sintió ”anonadado y preocupado” sobre los tributos a un seguidor de ”uno de los regímenes más siniestros de la historia”.

En su respuesta, Stoere escribió: ”El aniversario de Hamsun no condona de manera alguna el apoyo de Hamsun al régimen nazi. El recibió una condena masiva por ese motivo después de la guerra y sus actividades pro nazis deben continuar siendo condenadas.”

Stoere dijo que a través del debate público sobre Hamsun, los noruegos obtuvieron una ”visión crítica y matizada de él, tanto como autor aclamado y como persona partidaria de los nazis”.

Noruega estuvo la mayor parte de la guerra bajo el dominio nazi, pero está orgullosa de los esfuerzos de sus partisanos para ayudar a los aliados en la frontera norte de Europa.

Stoere dijo que en las exhibiciones se hace una total referencia a las simpatías que Hamsun sentía por los nazis, y que ”la democracia y la educación de las generaciones futuras estarán mejor realizadas al ser completamente francos sobre estos aspectos divergentes de las vida de Hamsun”.

Tenembaum estuvo en un total desacuerdo al decir: ”Es un poco como si alguien dijera que Hitler fue un gran pintor, ¿por qué no honrarlo?

Traducido por Graciela Forman