Agosto 26, 2002

Héroe del Holocausto muere en Estocolmo

Per Anger en su oficina en Estolcomo en 1985. La foto de Wallenberg se distingue en el fondo.

Nueva York – La Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW) anuncia con profundo pesar el fallecimiento, a la edad de 89 años, de Per Anger, uno de sus Miembros Honorarios.

Baruj Tenembaum, fundador y presidente de la FIRW, declaró desde Nueva York:

”La pérdida de Per Anger nos priva no sólo de uno de nuestros más distinguidos miembros, un excelente diplomático cuyo trabajo lo ubica entre los mejores de su generación, sino de uno de los grandes héroes del turbulento siglo XX.” Tenembaum recordó a Anger como ”Un hombre que arriesgó su vida en numerosas ocasiones para salvar a decenas de miles de judíos húngaros condenados a una muerte segura por el régimen nazi. Sólo por esta última razón debe ser recordado como un hombre excepcional que se distinguió de todos los demás.”

Anger fue el diplomático sueco que asistió a Raoul Wallenberg en su lucha por salvar a los judíos de Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. Falleció en Estocolmo el lunes 26 de agosto de 2002 como consecuencia de las heridas recibidas por una caída en su casa.

Miembro Honorario de la Fundación Wallenberg desde 1998, Anger cumplió una destacada carrera diplomática por más de cuarenta años, período durante el cual nunca dejó de preocuparse por el destino de su amigo, desaparecido por el ejército soviético luego de ser detenido en 1945.

A pesar de que la vida de Anger está indeleblemente vinculada a Raoul Wallenberg, tanto sus misiones salvadoras como sus esfuerzos humanitarios fueron internacionalmente reconocidos al ser nombrado Ciudadano Honorario de Israel en septiembre de 2000.

Tenembaum señaló, también, que el legado de Anger vivirá por siempre en todos los hombres y mujeres que arriesgaron sus vidas para salvar a quienes eran objeto de persecusión.

Carta de aceptación de Per Anger

Menton, 12/4/1998
Estimado Sr. Moreno

Gracias por su amable carta del 11 de marzo de 1998 en la que me invita a integrar el Comité Wallenberg de la Casa Argentina.

Como colega de Wallenberg en la misión liberadora de judíos húngaros me siento muy honrado de participar.

Atentamente
Per Anger
Embajador