Marzo 6, 2008

Viajeros latinoamericanos a Tierra Santa en un valioso libro

Fuente de prensa:

Fruto de cinco años de investigación

”Tierra Santa y el Nuevo Mundo durante el período del Imperio Otomano”, de Margarita Wolman-Krejner y Jaime Krejner, con prólogos de Marcos Aguinis y Moacyr Scliar”.

El matrimonio de Margarita Wolman-Krejner y Jaime Krejner llegó a Israel hace muchos años, después de una prolongada y exitosa carrera docente en Argentina, su país natal. Margarita estudió en escuelas judías desde la primaria, pasando por el seminario de AMIA y la Midrashá Haivrit. Fue directora de escuela y se especializó en el Instituto de Enseñanza Diferencial. En Israel fue maestra de niños disléxicos en una escuela primaria y luego la designaron vicedirectora, cargo que ejerció hasta la jubilación.

Jaime fue un distinguido profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad de Buenos Aires. Después de finalizar los estudios en el seminario de maestros religiosos y en la midrashá, fue el fundador del Colegio Integral Wolfson. Además ocupó la cátedra de hebreo en la UBA, perteneciente a la Facultad de Filosofía y Letras. En Israel se ocupó de la formación de jóvenes maestros tanto en el Seminario Schein como en Beit Berl, con especial dedicación a las actividades extracurriculares de los profesores y alumnos.

Su concepto es muy claro al decir que el maestro debe ser un ingeniero social, debe dar soluciones a los problemas, trabajar con la comunidad”.

Una vez jubilados, la pareja decidió estudiar árabe literario inscribiéndose en el curso de cinco unidades de bachillerato en un colegio secundario. Al mismo tiempo estudiaron materias relacionadas con Medio Oriente, el Islam, los beduinos y la historia de la poesía árabe.

En el marco de estos estudios decidieron redactar un trabajo sobre viajeros españoles y portugueses a Tierra Santa. El profesor que los guió aprobó la idea a pesar que no había material para basar el trabajo.

Jaime agrega: ”Una vez finalizada esta tarea, nos picó la curiosidad de saber qué pasó en el período otomano, hasta finalizar la Primera Guerra Mundial, con viajeros latinoamericanos. Fue como buscar una aguja en un pajar. En un principio no había ninguna bibliografía”.

Después de visitar conventos en Iafo y Jerusalén inició contactos con fuentes latinoamericanas y el primer cabo fue el libro escrito por Fray Mamerto Esquiú, de Argentina. De a poco fueron apareciendo los otros viajeros y así se completó, lentamente, la lista que aparece en el libro.

”Las motivaciones de cada uno fueron diferentes y lo mismo puede decirse de las conclusiones que sacaron del viaje. Los sacerdotes vinieron por curiosidad religiosa para conocer de cerca los lugares sagrados para el cristianismo y los judíos. Otros llegaron en un viaje de estudios con medios económicos, mientras que algunos apenas pudieron financiar la larga epopeya”, explican los Krejner.

Para Margarita: ”Valió la pena el esfuerzo, por la satisfacción de hacerlo, por el resultado que es el libro. Elegimos el tema, nació la obra y ahora vemos que es de sumo interés”.” Cuando le preguntamos cuáles son los viajeros que más le impactaron, afirma: ”Gómez Carrillo por los relatos y Don Pedro por la seriedad de su texto”.

Los dos están convencidos que el libro debería ser la base de una investigación más profunda del tema en uno de los departamentos latinoamericanos de las universidades israelíes. Al mismo tiempo, podría dictarse un curso para estudiantes de historia.

”Un cofre extraído del fondo del mar”

El prólogo redactado por el prestigioso escritor y ensayista Marcos Aguinis dice: ”Este libro se parece a un cofre extraído del fondo del mar, en cuyo interior se guardaban curiosas joyas provistas de diseños que generan sorpresa e irradian enseñanzas””. Más adelante añade: ”Los autores ofrecen ahora un cuerpo documental valioso para identificar meandros de la historia que soplaban sin descanso por ese pequeño territorio. Durante los siglos de dominación otomana hubo constantes y otros, que sujetos a los caprichos de la política esos peregrinos contribuyen a esclarecer”. Luego expresa: ”Un testimonio imperdible nos ha dejado el emperador de Brasil, Don Pedro II, que recorrió Tierra Santa con irrefrenable impaciencia, interesado en todos sus tesoros.

Era un hombre muy culto que dominaba el hebreo, entre los varios idiomas que había aprendido. Años antes había traducido paginas de la Biblia original hebrea al portugués. De modo que pudo contactarse con los judíos que seguían viviendo en la patria ancestral desde tiempos inmemoriales.

Un momento conmovedor sucede cuando llega al campo de Boaz y el emperador recoge con sus manos las flores silvestres en homenaje a la bella Ruth, de quien desciende el rey David. En el mismo tiempo que Don Pedro II recorría desiertos y escombros cargados de significado, llegó el argentino Fray Mamerto Esquiú, que había tenido un papel decisivo en la redacción de la Constitución (de la Argentina) de 1853. En efecto, mientras la mayoría objetaba la libertad de cultos, ese fraile la defendió con elocuente énfasis, hasta conseguir imponerla.

Se puede afirmar que su talento prefiguró con un siglo de anticipación al Concilio Vaticano II. También es llamativo el júbilo del guatemalteco Enrique Gomez Carrillo ante la tumba de Maimónides. Admiraba a este filosofo y lo asocia enseguida con la rica lista de poetas y pensadores judíos que produjo España y se unieron en cuerpo o espíritu a Tierra Santa. En esta obra también hay documentos de personajes nacidos en otros países: Uruguay, Peru, Chile, Venezuela. Los textos son breves y acotados al tema central. La mayoría revela unción por el contacto directo con piedras, arenas y olivos que vieron pasar personajes o hechos descriptos en la Biblia. Les parece haber tenido acceso a un santuario donde el aire murmura historias que aceleran el corazón”.

El otro prologuista de la obra es el autor brasileño Moacyr Scliar. Nacido en Porto Alegre, lleva publicados más de 80 libros. Muchos de ellos fueron premiados y traducidos a numerosos idiomas. Sus conceptos elogiosos acerca de los Krejner no dejan lugar a dudas sobre el valor de la investigación que realizaron.

Los interesados en obtener el libro pueden dirigirse a: helena@irwf.org.ar o directamente a los autores a la dirección: haim-kr@bezeqint.net.

La Asociación de Amigos de Habla Hispana de la Universidad de Tel Aviv organiza el martes 11 de marzo a las 18 hs. el acto académico de presentación del libro en esta casa de estudios y el público está cordialmente invitado.