Enero 24, 2011

Valorar y estimular a los jóvenes

La convocatoria fue para despedir el año y también para aprovechar la ocasión de agradecer a todos aquellos que colaboran con la difícil tarea; Freud decía: “imposible tarea”, la de educar, despertar conciencias y transmitir la esperanza de un mundo mejor.

La reunión estuvo pensada muy especialmente para que los amigos sobrevivientes de la Shoá pasaran un buen momento sin tener ninguna misión ni responsabilidad. ¡Gracias a ellos por colaborar desinteresadamente cada vez que son convocados!.

Quisiera también mencionar la colaboración de los jóvenes, la nueva generación, a quien queremos contagiar el entusiasmo por las causas nobles. Creemos que una manera de hacerlo es invitando a que colaboren con lo que pueden y lo que les gusta hacer: así es cómo Laila Spreger (16 años)  cargó su piano y se vino hasta la Fundación dando lo mejor de su música, Margarita Trovato (16 años) junto con Lucía Laham (14 años) llegaron temprano llevando flores y cosas ricas para endulzar y decorar la mesa, ayudando a Lidia en los preparativos, Natalie Ini (24 años) entre final y final de la Facultad, se hizo tiempo para traer algo dulce hecho con sus propias manos.

Parecen detalles domésticos sin demasiada importancia. Sin embargo, me parece fundamental destacarlo ya que hace al funcionamiento de una organización: cuando la consigna es clara, cuando se logra transmitir la importancia de la misión; cuando se entiende la necesidad del compromiso y de la generosidad: las personas- jóvenes o adultos- colaboran con ganas.

Tendríamos que cuestionarnos si a veces, esperando de los jóvenes una gran acción solidaria, no percibimos esos pequeños gestos que si son estimulados y valorados pueden crecer y multiplicarse.

Así como intentamos combatir la indiferencia de muchos, importa también destacar el compromiso de otros. No dejemos de estimular y valorar cada uno de esos gestos generosos para que los jóvenes no terminen diciendo, como dicen tantas veces: “¡Para qué vas a tratar de ser mejor… si nadie te lo valora!”.

Educar en valores, también significa valorar, dar valor.

Licenciada Diana Liniado
Programa Educativo “Wallenberg en la Escuela”