Octubre 5, 2009

La muerte de un guerrero

Fuente de prensa:

A los 100 años de edad murió Mark Edelman, el último de los líderes sobrevivientes del levantamiento del gueto de Varsovia, revuelta que tuvo lugar entre abril y mayo de 1943. Los nazis armaron el gueto en noviembre de 1940 hacinando en su interior a alrededor de medio millón de judíos. Un año después la mitad de la población había muerto por enfermedades o por inanición.

Edelman, a quien conocí personalmente en Varsovia y con quien mantuve largas conversaciones en idish -cariñosamente me llamaba ”el gaucho Tenembaum”- dedicó casi toda su vida adulta a luchar contra distintas formas de regímenes despóticos. Peleó contra los nazis primero y después contra el comunismo soviético desde ”Solidaridad”, el movimiento liderado por Lech Walesa quien, en 1997, inauguró en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires el Mural Conmemorativo de las Víctimas del Holocausto. Desde la Fundación Wallenberg, que había aceptado integrar, coordinabamos junto al querido amigo la edición de un e-book dedicado a informar sobre las atrocidades cometidas por el nazismo. Al mismo tiempo, elogiaba el film ”Legado”, documental sobre la colonización judía en Argentina, producido por la Fundación Wallenberg, que mostraba a sus amigos.

Mark Edelman nos recuerda las gestas no solo de los héroes judíos del Holocausto sino también la de miles de no judíos -católicos, protestantes, agnósticos- gracias a quienes decenas de miles de personas pudieron eludir la muerte en uno de los capítulos más tenebrosos de la historia de la humanidad.