Other articles

  • Un papel amarillo desteñido

    Ignacio, mi nieto, contempla desconcertado el papel amarillo, desteñido por el tiempo, que acabo de poner en sus manos. Le digo que forma parte de su regalo de cumpleaños y él sonríe al creer que le estoy haciendo una broma. Entonces, lo miro a los ojos y agrego que esa hoja envejecida, que parece no [...]