Enero 8, 2000

Rindieron homenaje al diplomático Wallenberg

Fuente de prensa:

Héroe: durante la Segunda Guerra Mundial, representando a Suecia, salvó en Hungría a miles de judíos perseguidos por los nazis.

Una estatua de homenaje a Raoul Wallenberg, el diplomático sueco que salvó a miles de judíos de los nazis en Hungría al final de la Segunda Guerra Mundial, fue descubierto en la embajada de Suecia, Tacuarí 147.

El homenaje fue organizado por la Casa Argentina en Jerusalén. Por esa entidad habló José Ignacio García Hamilton, que destacó la acción de Wallenberg en la zona en la que operaba Adolf Eichmann. Y recordó que desapareció cuando entraron las tropas rusas en Budapest, en 1945.

El periodista Nicholas Tozer dijo que Wallenberg no era judío, sino protestante; no era húngaro, sino sueco, y de la aristocracia, pero salvó a mucha gente común. Era un arquitecto y empresario que no tenía por qué estar en Hungría y allí salvó miles de vidas arriesgando la suya.

Recordó otros casos de diplomáticos que salvaron a perseguidos por los nazis, como un cónsul portugués en Francia y otro turco en la isla de Rodas. En 1982, Estados Unidos declaró a Wallenberg ciudadano honorario post mórtem, una distinción que antes sólo había entregado al británico Winston Churchill.

Tozer anunció el lanzamiento del programa ”La diplomacia y el Holocausto” para exaltar el ejemplo de quienes salvaron a judíos de los nazis.

Hacer el bien

El presidente de la Casa, Natalio Weingrower, afirmó que ”una sola persona decidida a hacer el bien puede hacer la diferencia, aun en las condiciones más adversas”.

El embajador de Suecia, Peter Landelius, subrayó que Wallenberg hacía lo que le dictaba su conciencia, sin medir las consecuencias, con acción y pasión. Recordarlo, dijo, es dar un mensaje a las nuevas generaciones.

Estuvo presente Lászlo Ladányi, que, con su padre, se salvó gracias a un salvoconducto que les proporcionó Wallenberg. En el acto, Ladányi mostró ese documento.

Asistieron, entre otros, el gran rabino de Buenos Aires, Shlomo Ben Hamú; el rabino de la Congregación Israelita de la República Argentina, Salvador Moguilevsky; el ministro de la Corte Antonio Boggiano; el secretario de Culto, Norberto Padilla; el director del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), Víctor Ramos; el presidente de la Bolsa de Comercio, Juan Bautista Peña, entre otros.

Copyright © 1999 La Nación | Todos los derechos reservados