Junio 20, 2001

Tributo a Jan Karski en Buenos Aires

En el marco del programa educativo ‘La Diplomacia y el Holocausto’ y ante más de 100 personas la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW) rindió tributo a Jan Karski héroe de la Segunda Guerra Mundial y el primer testigo ocular confiable que informó a los aliados sobre el Holocausto.

Karski, católico educado por los Jesuitas, era miembro de la resistencia clandestina polaca. Como mensajero recorrió Europa arriesgando permanentemente su vida. Cierta vez, habiendo escuchado acerca de los planes que el Tercer Reich tenía para el pueblo judío, decidió infiltrarse en el Gueto de Varsovia así como en varios campos de concentración. Conmovido por lo que vió, resolvió contarle al mundo lo que estaba pasando, mucho antes de que fuera de público conocimiento la ”Solución Final” llevada a cabo con macabra disciplina por Himmler, Heydrich y Eichmann, entre otros.

El acto se llevó a cabo el 20 de junio de 2001 en la embajada de Polonia en Buenos Aires y hablaron, entre otros, el escritor Marcos Aguinis, Jack Fuchs -sobreviviente del Holocausto-, el Pbro. Horacio Moreno y el embajador de Suecia, Peter Landelius.

El embajador de Polonia, Eugeniusz Noworyta, recibió la escultura ‘Homenaje a Raoul Wallenberg’ pieza exclusiva de la FIRW realizada por la artista argentina Norma D’Ippolito.

En la ocasión se proyectó el testimonio de Karski brindado al cineasta Claude Lanzmann para la pelicula ‘SHOA’.

Entre los presentes se encontraban el Gran Rabino Salomón Ben Hamú, sobrevivientes del Holocausto, así como embajadores y representantes de numerosas delegaciones diplomáticas y comunidades.

La FIRW fue fundada en 1997 por los argentinos Baruj Tenembaum y Natalio Wengrower; el Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Tom Lantos y la hermana de Wallenberg, Nina Lagergren.

Las adhesiones incluyeron saludos de Vaclav Havel, Presidente de la República Checa; del Cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado del Vaticano; Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas; Aníbal Ibarra, Alcalde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Andrés Delich, Ministro de Educación de la Argentina.

En su carta, el Presidente Havel, miembro honorario de la FIRW, señala:

”Permítanme unirme a ustedes en el tributo a Jan Karski. Las víctimas del Holocausto y de todos aquellos que lucharon contra el terror nazi nos recuerdan que cada expresión de odio contra las minorías es un atentado a los fundamentos mismos de la humanidad.”

Por su parte el ministro Delich escribió:

”Las historias de vida de Jan Karski y Jack Fuchs nos permiten recordar no sólo la tragedia sino también el heroísmo y la dignidad. Ese recuerdo debe convertirse en un compromiso cotidiano y en crítica de los prejuicios, estereotipos y falacias. Recordar significa comprender el presente a la luz de lo acontecido y, de ese modo, prevenir y prepararnos para el futuro.”

El Dr. Ibarra, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, destacó en su adhesión que

”Somos conscientes del gran valor histórico y educativo de rendir homenaje y rescatar la memoria de quienes resistieron y denunciaron los terribles crímenes cometidos por el nazismo, como una forma de impedir la repetición de los mismos en el presente y en el futuro.”