Un sobreviviente del Holocausto y miembros del panel recuerdan al Italiano probo

Walter Wolff, sobreviviente del Holocausto, recibió una ovación, de pie, por su narración inspirada, que compartió en el simposio del 17 de octubre sobre los italianos que arriesgaron sus vidas para ayudar a judíos perseguidos. Elogió a los italianos que lo ayudaron a huir de la Alemania nazi y lo escondieron en sus casas, y exhortó a todo el auditorio del Centro para la Historia Judía, a combatir la discriminación desde un principio.

”La Banalidad del Bien: Salvadores en Italia durante el Tiempo de la Persecución” ofrecía además, una serie de conferencias breves dadas por cuatro famosos panelistas, junto con las observaciones de apertura pronunciadas por el Cónsul General de Italia, Antonio Bandini, quien dijo que él ” había aprendido más sobre los Judíos Italianos en Nueva York que en Italia”. También habló el Senador Seymour Lachman, ilustre profesor de la Universidad de Wagner.

El discurso de Wolff se completó con una imitación de Mussolini y una pantomima de la última canción que tocó en su violín antes de venderlo a cambio de comida. Se trató de una representación de sus memorias tituladas: ”Malos Tiempos, Buena Gente”. Todo esto tuvo lugar luego de las presentaciónes hechas por Simón Levis Sullam, un conferencista del Departamento de Estudios Italianos de la Universidad de California, Berkeley; Liliana Picciotto Fargion, historiadora y archivista de Milán; Eva Fogelman,autora de ” Conciencia y Coraje: Salvadores de Judíos durante el Holocausto” y Vincent Marmorale, del Comité para la Memoria del Holocausto de la Orden de los Hijos de Italia. Los panelistas pusieron mucho énfasis en determinar que el 80% de los Judíos Italianos fueron salvados, y atribuyeron el mérito a los salvadores, tanto ricos como pobres, agentes de la administración pública y ciudadanos comunes, religiosos y laicos. En la audiencia había varios sobrevivientes del Holocausto, que contaron sus experiencias durante la sesión de preguntas y respuestas que siguió
a la presentación.

El simposio fue organizado por el Centro para la Historia Judía, el Consulado General de Italia, la Universidad de Wagner y el Centro Primo Levi, en colaboración con la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, el Instituto de Cultura Italiano y la Orden de los Hijos de Italia.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg, es una organización no gubernamental, cuya misión es educar y difundir las acciones de los salvadores del Holocausto quienes arriesgaron sus vidas para auxiliar a gente perseguida.

Traducción: María Pensavalle