Agosto 25, 2001

Una entidad busca descubrir a héroes de la Segunda Guerra Mundial

Fuente de prensa:

Una fundación que tiene sede en Buenos Aires, Nueva York y Jerusalén, se dedica desde hace más de diez años a investigar y dar a conocer los nombres de las personas que arriesgaron su vida por los demás durante la Segunda Guerra Mundial, con el fin de revalorizarlos y mostrarlos como un ejemplo para los jóvenes.

Buenos Aires – La Fundación Raoul Wallemberg, fue creada en 1990 como un movimiento integrado por gente de distintas religiones para rescatar la vida de aquellos héroes anónimos que durante la Segunda Guerra Mundial murieron o arriesgaron su vida para salvar a los demás. Raoul Wallemberg fue un diplomático sueco que en 1944, por iniciativa estadounidense, encabezó una misión destinada a salvar a los judíos del exterminio que los nazis les reservaban a los que residían en Budapest. Ayudado por otros diplomáticos, otorgaba documentos de identidad suecos -nación que en ese momento era neutral en la guerra- y daba refugios para los perseguidos.

En 1945, las tropas soviéticas lo arrestaron en Budapest y nunca más se supo su paradero. El presidente de la Fundación es el argentino Baruch Tenembaum, quien junto a un equipo de investigadores e historiadores descubrió ”a decenas de miles de personas anónimas a las cuales se les debería hacer un justo homenaje porque fueron modelos de conducta a seguir por los jóvenes de esta generación”. ”Nosotros no hablamos de holocausto, ni de campos de exterminio ni de guerras o muerte, hablamos de la parte heroica, la parte positiva, para que los jóvenes puedan adoptar como modelos de conducta a hombres que en las circunstancias más adversas no se amedrentaron en dar su vida por otros”, afirmó Tenembaum.

En este sentido dijo que la Fundación, ”con gran sorpresa, descubrió que hay confirmados 1.500 casos de alemanes que durante a Segunda Guerra ayudaron a los judíos, llevándoles ropa o comida, y tenemos 2.100 fichas de alemanes que arriesgaron también la vida para evitar que a muchas personas los condujeran a los campos de exterminio”.

Tenembaum resaltó que en el mes de setiembre u octubre comenzarán a realizar una campaña de difusión para revalorizar la vida de Angelo Giuseppe Roncalli, quien cuando era nuncio y antes de consagrarse como el Papa Juan XXIII, salvó la vida de más de 20 mil judíos húngaros. Roncalli inició en los Balcanes lo que algunos llamaron la ”operación bautismo”, un plan diseñado para bautizar a los judíos húngaros, quienes al recibir este Sacramento, obtenían un certificado y evitaban, de esta manera, ser enviados a los campos de concentración. Las investigaciones consisten en ”recopilar informaciones que están diseminadas en todos lados”; la fundación se dedica fundamentalmente a ”alabar y elogiar la tarea de estos héroes anónimos”.

El eje de la Fundación se centraliza en los hechos acontecidos en la Segunda Guerra Mundial ”porque fue el acontecimiento más dramático y porque la gente sabe sólo de las muertes y no conoce las acciones heroicas realizadas por miles de personas, obreros, amas de casa y diplomáticos de todas las nacionalidades”. El presidente de la Fundación Wallemberg aseguró que ”existen muchísimos italianos que arriesgaron su vida e, inclusive, los perseguidos iban a refugiarse a pequeñas aldeas de campesinos de no más de 300 personas y allí todos sus habitantes se ponían de acuerdo para ayudar a los refugiados”. ”Los refugiados se mantuvieron en esta condición en las aldeas italianas durante varios años y nunca se filtró ninguna información sobre su paradero”, agregó Tenembaum

Además de rescatar del anonimato la acción de estos héroes de la Segunda Guerra Mundial, la Fundación tiene proyectado ”un plan para que en las escuelas se bauticen aulas, auditorios o salas de conferencia con el nombre de Wallemberg para inculcar en los chicos quienes fueron estas personas”.

En este sentido puntualizó que mañana integrantes de la Fundación se reunirán con autoridades del gobierno porteño para proponerles la viabilidad de esta idea.

Zárate Pcia. de Buenos Aires – Argentina – Todos los derechos reservados