Septiembre 11, 2008

Stacha, una heroína católica en Varsovia

Fuente de prensa:

La última persona en recibir el reconocimiento como Justo entre las Naciones fue Stanislawa (Stacha) Slawinska, una ama de casa polaca católica que salvó a diez supervivientes del gueto de Varsovia, durante la Segunda Guerra Mundial.

Hace unos meses, Esfira Rapapport de Meiman, de 94 años, se acercó a la oficina de la Fundación Wallenberg en Jerusalén para lograr el reconocimiento de su salvadora.

Esfira nació en Lodz y pudo huir del gueto antes de su destrucción.

Stacha le dio refugio en su casa ubicada en la localidad de Grodzisk Mazowieki, a 30 kilómetros de Varsovia. Con esa acción puso en riesgo su vida y la de su familia, ya que el nazismo trataba como criminales a quienes ayudaban a los judíos.

Una vez terminada la guerra, Esfira mantuvo contacto con Stacha y pudo ayudarla económicamente. Primero desde Alemania y luego desde Perú, donde vivió entre 1948 y 1972. Ese año emigró a Israel. Pero en algún momento perdió el contacto.

Aunque suponía que Stanislawa ya había muerto —lo que sucedió el 9 de junio de 1971—, tenía un sobrino, Roman (Romek) Slawinski, quien a pesar de ser un niño en aquellos tiempos crueles colaboraba con su tía, tanto en la misión de salvar judíos como en otras actividades de la resistencia polaca.

Campaña internacional. Inmediatamente, la Fundación Wallenberg lanzó una campaña internacional, con pedidos en los medios polacos, para localizar a Romek. Pero lo ubicaron de otra manera. En abril de este año, a través de una funcionaria de la embajada polaca en Buenos Aires, Isabella Matusz, hicieron un contacto con la portavoz del municipio de Grodzisk Mazowieki.

A las dos semanas respondió el llamado y dijo que lo encontró. Luego se estableció una llamada telefónica de Romek a Esfira. Así pudo dar un testimonio sobre las actividades de su tía.

La Fundación preparó un expediente y lo presentó al tribunal del Yad Vashem, que le otorgó en los primeros días de septiembre a Stacha el reconocimiento, a través del título de Justo entre las Naciones.