Junio 2, 2006

Tributo en N.York a la memoria de diplomático Propper de Callejón

Fuente de prensa:

Numerosos neoyorquinos y españoles afincados en esta ciudad asistieron hoy a la inauguración de una exposición en memoria del diplomático español Eduardo Propper de Callejón, quien salvó miles de vidas de la persecución nazi.

Este primer tributo público que recibe el diplomático madrileño, fallecido en Londres en 1972, es una iniciativa del Instituto Cervantes y la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, que han contado con la colaboración de Felipe Propper, hijo del diplomático.

‘Pienso que hoy se conmemora algo más que la actuación humanitaria de un solo diplomático español, en un momento crítico de la Historia’, señaló Propper durante su intervención.

‘Se celebra también el valor y el acierto de todo el cuerpo diplomático español en la Segunda Guerra Mundial (1940-44). Así, lo hubiera querido mi padre’, agregó.

Eduardo Propper, primer secretario de la Embajada española en Francia durante la ocupación nazi, expidió en junio de 1940, desde el Consulado de Burdeos, miles de visados a refugiados para que transitarán por España camino de Portugal y, así, pudieran escapar de la amenaza del régimen de Adolfo Hitler.

Felipe Propper explicó detalles de aquellos difíciles momentos y de las consecuencias perjudiciales que, en lo profesional, tuvo para su padre, ya que los visados se emitieron eludiendo los trámites ordinarios que exigían las autoridades en Madrid.

Tuvo, también, palabras de agradecimiento para Miguel Angel Moratinos, actual ministro de Asuntos Exteriores de España, quien resalta, en el catálogo de la exposición, la labor humanitaria de éste y otros diplomáticos españoles.

‘Creo que es una cuestión de justicia y un deber que nos incumbe a todos el recuperar la memoria de hombres ejemplares e íntegros como Eduardo Propper, que han dejado huella en la historia del pueblo judío y de España’, señala el ministro.

En la inauguración estuvo presente Ana Salomón, embajadora especial para las Relaciones con las Organizaciones Judías, quien explicó que el Gobierno español ‘está firmemente comprometido’ con la investigación, enseñanza y memoria del Holocausto’.

Reflejo de ello, agregó, es que ha establecido el 27 de enero como día oficial de recuerdo de esa tragedia, entre otras iniciativas.

Con ese propósito de educación y recuerdo en futuras generaciones, ‘es muy importante mantener la memoria de estos hombres justos’, aseguró Salomón.

Abigail Tenembaum, vicepresidenta de la Fundación Raoul Wallenberg, recordó otros homenajes recientes a diplomáticos y funcionarios que ha promovido la institución en Argentina y España, y señaló que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, es miembro de la fundación y fue distinguido por ello en 2005.

El escritor Antonio Muñoz Molina, director del Instituto Cervantes en Nueva York, subrayó la colaboración existente entre esta institución y las comunidades judías y sefardíes en esta ciudad y en EEUU, ‘porque estamos seguros de que esa dimensión judía de la cultura de España no debe ser evitada, sino resaltada’.

Recordó algunos detalles de cómo surgió la idea de la exposición hace ahora casi un año, tras conocer aspectos de la generosa labor que había desarrollado el diplomático español.

‘Eduardo Propper, como otros hombres justos en Europa, eligieron ser héroes silenciosos esgrimiendo como arma una simple pluma y firmando unos papeles que pueden haber sido una cuestión de vida o muerte’, resaltó, durante la presentación de la muestra.

La exposición, que estará abierta hasta el 1 de agosto, incluye fotografías, notas personales y documentos que ilustran la trayectoria diplomática de Eduardo Propper de Callejón y también su cese fulminante como primer secretario, que decretó el entonces Ministro de Exteriores, Ramón Serrano Suñer, tras enterarse de la masiva concesión de visados a los refugiados.