Agosto 11, 2005

Buscan reunir firmas para un héroe sin tumba

Fuente de prensa:

Raoul Wallenberg fue uno de los hombres que ayudó a numerosas personas a escapar del régimen nazi. El diplomático sueco desapareció en 1945 y no se supo cuál fue su destino

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg lanzó una campaña mundial de recolección de 100.000 firmas para conocer el destino del diplomático sueco que salvó a cientos de miles de personas perseguidas durante la Segunda Guerra Mundial.

Las firmas obtenidas serán presentadas al gobierno ruso y a las Naciones Unidas para reclamar la solución de uno de los casos más controvertidos de la historia de la humanidad.

Desaparecido en enero de 1945 al ingresar las tropas rusas en Hungría, Raoul Wallenberg se transformó en un héroe al facilitarles -desde su rol de diplomático- pasaportes suecos a alrededor de 100 mil de personas perseguidas por el régimen nazi en ese país.

Después de 60 años, la Fundación Internacional Raoul Wallenberg sigue reclamando conocer el destino final de la persona que salvó más vidas en la historia y que hizo de la solidaridad y el coraje cívico sus valores de bandera.

Para sumarse a la campaña sólo hay que ingresar en la página web de la Fundación. (/?es/novedades/1971.htm)

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg es una organización educativa y ecuménica no gubernamental sin fines de lucro, dedicada a mantener vivo el recuerdo de Raoul Wallenberg, difundiendo su ejemplo por todo el mundo, con la misión de promover la paz entre las naciones y los pueblos, así como desarrollar proyectos educativos basados en los conceptos de solidaridad, diálogo y entendimiento, sin distinciones.

Además, FIRW promueve el conocimiento de las acciones de los Salvadores que arriesgaron -y algunas veces perdieron- sus vidas para salvar a personas perseguidas durante la Segunda Guerra Mundial, como Raoul Wallenberg, el Nuncio Angelo Roncalli (luego ungido como Papa bajo el nombre de Juan XXIII) , Aristides de Sousa Mendes, Jan Karski y tantos otros.

La Fundación tuvo su origen en la Argentina de la mano de Baruj Tenembaum, en 1997. Actualmente, cuenta con sedes en Buenos Aires, Caracas, Jerusalem y Nueva York. Entre las personalidades internacionales que integran la Fundación se destacan alrededor 70 jefes de Estado y 60 Premios Nobel.