diciembre 13, 2017

DAIA distinguió a la International Raoul Wallenberg Foundation

Fuente de prensa:

Itongadol.- La DAIA, en un acto realizado en el Auditorio Manuel Belgrano de la Cancillería Argentina el lunes 11 de diciembre, distinguió a la a la International Raoul Wallenberg Foundation fundada por Baruj Tenembaum y presidida por Eduardo Eurnekian; que tiene sedes y corresponsalías en Nueva York, Roma, Jerusalem, Buenos Aires, Berlín, Rio de Janeiro y Londres.

La International Raoul Wallenberg Foundation, es una ONG que lleva el nombre del diplomático sueco desaparecido en enero de 1945 en Budapest, luego de salvar las vidas de miles de judíos y otros perseguidos por el nazismo en Hungría, durante la Segunda Guerra Mundial; siendo su misión desarrollar proyectos educativos y de divulgación que promuevan el ejercicio de los valores de solidaridad y coraje cívico, pilares éticos que animaron las gestas de quienes, poniendo en peligro sus vidas, salvaron a los judíos durante la Shoá.

La International Raoul Wallenberg Foundation es reconocida por la DAIA por su programa educativo “Casas de Vida” que destaca los lugares donde las víctimas de la persecución nazi encontraron refugio gracias al valor de los que arriesgaron sus vidas al hacerlo. Su misión es marcar los sitios físicos que dieron refugio, habiéndose identificado hasta el presente más de 300, en su gran mayoría instituciones pertenecientes a la Iglesia Católica Apostólica Romana, en Italia, Francia, Grecia, Polonia y Dinamarca.

Tras la proclamación, las Casas de la Vida son fácilmente reconocibles mediante una placa conmemorativa especial que se fija en la fachada del edificio, atrayendo a numerosos transeúntes, visitantes y turistas y sensibilizando a las acciones de los rescatistas.

El acto, conducido por el secretario general de la DAIA, Mario Tanembaum, se inició con una intepretación de la Orquesta Juvenil “Aeropuertos Argentina 2000”, dirigida por el maestro Néstor Tedesco.

El subsecretario de Política Exterior, embajador Gustavo Zlauvinen, trasmitió el saludo del Canciller, Jorge Faurier, quien no pudo estar presente por presidir la delegación argentina en la reunión Internacional del Comercio que se efectuaba en Buenos Aires. Zlauvinen sostuvo que el país alienta a luchar por la justicia respetando las diferencias en todo el mundo educando los valores democráticos, además de prevenir las injusticias e investigarlas una vez que suceden. También destacó que desde principios del milenio la Argentina integra la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto.

Silvia Constantini, quien se encuentra a cargo de la ejecución del programa “Casa de Vida” se refirió a como se desarrolla todo el proceso de investigación que culmina con la designación como “Casa de Vida” de un lugar que sirvió de refugio a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

El presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban, por su parte sostuvo que le parecía que el día de ayer era “un día que tenemos que mencionarlos como un día de recordación, de gimnasia de la memoria, pero fundamentalmente un día de esperanza”. Destacó también el hecho que sean argentinos tanto el fundador como el actual presidente de la International Raoul Wallenberg Foundation, Malkiel Tenembaum y Eduardo Eurnekian y la presencia de miembros de diferentes credos en el acto “indica que la solidaridad no tiene barreras, no tiene límites, tiene gestos de humanidad, de sensibilidad” y añadió que “las acciones que realiza la Fundación Raoul Wallenberg gracias a la generosa colaboración, y el tiempo [que le dedica] de su presidente”.

Cohen Sabban remarcó que en la Shoá “no todos se callaron, no todos hicieron oídos sordos, no todos dejaron a un costado la necesidad y la moralidad. Hubo gente que arriesgó sus vidas, puso a disposición sus casas”, explicando que hay una frase en hebreo que significa reconocer lo bueno del otro pues “no hay religión si no hay reconocimiento, si no hay principios y si no hay ética. Y estas tres cosas que mencionó las encabeza la Fundación Wallenberg a través de su presidente y de su mentor”.

Las autoridades de la DAIA entregaron a Tenembaum y Eduardo Eurnekian, como símbolo del reconocimiento otorgado a la International Raoul Wallenberg Foundation, un gran Shofar a cada uno, y el Gran Rabino Isaac Sacca y el Monseñor Kiesag Mouradian bendijeron Eduardo Eurnekian.

El presidente de a la International Raoul Wallenberg Foundation, visiblemente emocionado agradeció la distinción recibida, destacó entre otros conceptos que la Fundación y la DAIA “Desde hace más de 50 años comparten su preocupación y trabajo en pos de una pedagogía positiva que pueda colaborar a desterrar toda forma de discriminación y prejuicio social en un mundo decididamente convulsionado”.

Eduardo Eurnekian, al mencionar la cantidad de instituciones religiosas católicas apostólicas romanas que sirvieron de refugio a judíos perseguidos por el nazismo durante la Shoá, planteo que seguramente su máxima autoridad, el Papa Pío XII no podía ser ajeno a ese proceder.

El acto finalizó con una nueva actuación de la orquesta Juvenil “Aeropuertos Argentina 2000”, sirviéndose a continuación un coctel a todos los asistentes.