Enero 27, 2011

Una Laptop por un niño en Karabaj

Fuente de prensa:

El Primer Ministro de la República de Nakorno Karabaj, Ara Harutyunyan, y Eduardo Eurnekian, un empresario argentino-armenio reconocido internacionalmente firmaron un memorando de entendimiento sobre el lanzamiento de la aplicación del programa One Laptop Per Child (OLPC) en Nagorno-Karabaj.

OLPC es un programa educativo desarrollado en el MIT (Massachusetts Institute of Technology) en Boston, Massachusetts. OLPC entrega equipos de tecnología de avanzada, que están equipados con software de educación para los estudiantes en los países en desarrollo.

El programa está dirigido a proporcionar computadoras portátiles a las escuelas primarias de Karabaj y la conexión a Internet a través de redes inalámbricas que se instalen en sus instituciones educativas.

El Gobierno de Nagorno-Karabaj ha acogido con satisfacción y gran entusiasmo la iniciativa de Eduardo Eurnekian y la incorpora  a su sistema educativo. El Gobierno también se ha comprometido a hacer la interconexión de las telecomunicaciones en todas las escuelas, a fin de mejorar el impacto educativo del programa OLPC.

Eurnekian ha pedido a la Unión Armenia General Beneficencia (UGAB) ayuda en la ejecución del proyecto. UGAB, la mayor organización Armenia sin fines de lucro del mundo, ha asumido la responsabilidad de proporcionar el apoyo necesario en el terreno para garantizar el éxito del proyecto OLPC.

“La comunidad internacional ve a Nakorno Karabaj en el contexto de la guerra y los conflictos regionales. Las personas no llegan a tomar nota de los niños que nacen y viven allí. Estos niños tienen derecho al acceso universal de la educación y a la información “, dijo Eurnekian. “A través de la OLPC, tengo la intención de cerrar la brecha y dar a los niños de Nagorno-Karabaj la oportunidad de recibir la mejor educación que el mundo tiene para ofrecer”, continuó Eurnekian.

Tras la firma del Memorando de Entendimiento, Ara Harutyunyan declaró que la educación de sus hijos en edad escolar es una prioridad para el Gobierno y una parte significativa de los recursos del Estado se dirige hacia la construcción y renovación de escuelas.

“El pueblo de Nagorno-Karabaj da las gracias al señor Eurnekian por el financiamiento para la introducción de esta herramienta educativa de gran alcance para el sistema escolar”, declaró Harutyunyan. “Se trata de una inversión de capital en nuestro futuro y su impacto positivo se puede disfrutar en las próximas décadas”.

Durante su reunión el señor Eurnekian señaló que es obligación de la comunidad mundial comprometerse para asegurarse de que todos los niños del mundo tengan acceso a la educación y la información. Destacó, asimismo, que los armenios de todo el mundo, en forma individual o a través de organizaciones, deben contribuir a la causa de la educación de las futuras generaciones de la nación. “Hoy, tengo la intención de plantar las semillas de un esfuerzo internacional para integrar a los niños de Nagorno-Karabaj en la comunidad mundial. Ellos merecen recibir una educación adecuada y el acceso al mundo de la información”.

Al término de su reunión con el Primer Ministro, Eurnekian acordó apoyar varios programas de desarrollo en Nagorno-Karabaj, incluido el suministro de financiación a las pequeñas explotaciones, la fabricación de equipos agrícolas modernos a disposición de las empresas agrícolas, ayudando a desarrollar los recursos de la bioenergía y la mejora de la carne y los productos lácteos de producción en el territorio.

Antes de salir de la ceremonia de firma, Harutyunyan declaró: “Estoy seguro de que hemos sentado las bases para una cooperación a largo plazo entre el señor Eurnekian y el Gobierno de Nagorno-Karabaj, que evolucionará con el tiempo para incorporar a nuestros compatriotas en la diáspora y Armenia en el esfuerzo para proporcionar una vida digna a los ciudadanos de Nagorno-Karabaj, jóvenes y adultos.”

Eurnekian, a su vez, declaró que “los hijos de Nagorno-Karabaj se merecen lo que estoy tratando de poner a su disposición. Doy las gracias a la UGAB por aceptar mi invitación a unirse al proyecto. Espero que juntos podramos lograr el éxito en Nagorno-Karabaj y ampliar el proyecto a Armenia con el apoyo de la red global de la organización”.