mayo 10, 2017

Una fundación premia al Seminario Francés de Roma por haber escondido a 50 judíos

Fuente de prensa:

Fueron alojados durante ocho meses en el edificio tras la ocupación nazi

El Seminario Francés de Roma recibió ayer una distinción por haber escondido durante la Segunda Guerra Mundial a un centenar de refugiados, la mitad de ellos judíos. La Fundación Internacional Raoul Wallenberg, nombre del diplomático sueco que salvó a millares de judíos de la muerte, hizo entrega de una placa al seminario católico romano en el que se afirma que “en este edificio se dio refugio a personas inocentes perseguidas por los nazis”.

Una nota con fecha del 5 de junio de 1944 en el diario del seminario francés, que albergaba a jóvenes seminaristas venidos a estudiar a Roma, relata cómo en el edificio fueron escondidos durante ocho meses “un centenar de ilegales”. Entre ellos se encontraban cincuenta judíos, militares italianos que se negaban a luchar al lado de los alemanes, así como cinco pilotos británicos y norteamericanos y varios franceses y polacos.

En aquella época, la mayor parte de los seminaristas habían sido movilizados en el frente, por lo que sus habitaciones estaban disponibles. El comandante alemán se alojaba justo enfrente del Seminario Francés, pero, según el actual rector, monseñor Hérouard, “no inquietaba a las autoridades religiosas”.

No obstante, durante uno de los pocos registros llevados a cabo en el seminario por las autoridades alemanes, los refugiados fueron escondidos en un falso fondo debajo del comedor del edificio.