Mayo 13, 2005

Recordaron en Nueva York a diplomático suizo salvador de miles de vidas durante el Holocausto

Swisspeaks ’05, la Fundación Internacional Raoul Wallenberg y la sinagoga Park East conmemoraron ayer el 30 aniversario del fallecimiento de Carl Lutz.

Nueva York, 12 de mayo de 2005. La vida y las acciones del Justo suizo Carl Lutz, un diplomático que salvó 62.000 judíos en Budapest en 1944, fueron celebradas en la sinagoga Park East, ante más de 200 diplomáticos, sobrevivientes y otros invitados.

Entre los presentes estuvieron la Sra. Agnes Hirschi, hija de Lutz, quien vino especialmente desde Suiza para la ocasión; líderes de la comunidad judía y diplomáticos representando a Suiza, Hungría, Bélgica, Suecia, Colombia, Guatemala, Brasil y Ecuador, entre muchos otros invitados. Asimismo estuvieron presentes varios sobrevivientes del Holocausto salvados por Carl Lutz, incluyendo al Sr. Michael Vertes, quien compartió con la audiencia sus memorias de Budapest. Andrew Simon y Michael Furst, quienes solían vivir en la misma casa de protección suiza, se reencontraron durante la conmemoración tras años sin saber nada el uno del otro.

El Rabino Uri Goldstein, de la sinagoga Park East, inauguró la celebración con una lectura del libro ”Time for heroes” (Tiempo de héroes). Raymond Loretan, Cónsul General de Suiza, hizo un repaso histórico sobre las acciones de Carl Lutz y el rol de Suiza. Oficialmente, Suiza no reconoció el valor de Lutz por muchos años. Carl Lutz fue acusado de haberse extralimitado en sus competencias, e incluso tuvo problemas para continuar con su carrera de diplomático. ”Pero hoy los suizos han hecho su tarea” dijo el Cónsul. Continuó alentando a los presentes a ser valientes y pensar del modo en que lo hizo Carl Lutz: ”Mantener nuestras mentes abiertas en la búsqueda de nuevas soluciones”, y se refirió a Lutz como un ejemplo para el futuro.

Durante el Intermezzo musical, durante el cual el pianista Sebastián Forster interpretó los Funerales de Liszt, los invitados pudieron apreciar las profundas palabras pronunciadas por la Sra. Agnes Hirschi, quien dejó algunas impresiones personales sobre los recuerdos de su padre y del horror de la segunda guerra. Abigail Tenembaum, Vicepresidente de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, anunció la creación de un nuevo programa educativo para enseñar el legado de Carl Lutz en los colegios y una campaña para nombrar colegios, calles y espacios públicos con su nombre.

El Sr. Michael Vertes pareció tomar la palabra en representación de los otros sobrevivientes presentes así como de sus hijos y nietos. Contó cómo es vivir una vida marcada para siempre por una acción tan heroica.

A lo largo de la ceremonia se pudo apreciar una exhibición sobre Carl Lutz provista por Pro Helvetia, el Consejo de las Artes de Suiza. Carl Lutz ayudó a sobrevivir a 62.000 judíos. En sus funciones como jefe del Departamento de Asuntos Exteriores de la delegación suiza en Budapest, emitió decenas de miles de ”cartas de protección” y proporcionó asilo en las casas de protección suizas a muchos refugiados judíos. Como un cristiano comprometido, Carl Lutz sintió que debía proteger a estas personas. Entre el 15 de mayo y el 9 de julio de 1944, los judíos húngaros de las afueras del país fueron deportados, de los cuales 437.402 personas murieron en Auschwitz. Para más información sobre las acciones heroicas de Carl Lutz, haga click aqui.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg es una organización sin fines de lucro, con la misión de promover la paz entre las naciones y las personas, así como desarrollar proyectos educativos basados en los conceptos de solidaridad, diálogo y entendimiento rindiendo homenaje, promoviendo el mensaje y recordando las acciones de todos los Héroes del Holocausto que, como Raoul Wallenberg, arriesgaron sus vidas para salvar personas perseguidas durante la segunda guerra mundial. www.raoulwallenberg.net