Mayo 10, 2009

Pionero del diálogo subraya la importancia de la visita papal a Israel

Fuente de prensa:

Baruch Tenembaum espera que ahonde en las relaciones entre católicos y judíos

JERUSALÉN, domingo, 10 mayo 2009 (ZENIT.org).- Baruch Tenembaum, fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, espera que la visita que Benedicto XVI emprende este lunes a Israel sirva para ahondar en el diálogo entre católicos y judíos.

El pionero en el diálogo interreligioso desde tiempos de Pablo VI, en los años sesenta, considera en declaraciones a ZENIT que es una oportunidad histórica para entablar ”un dialogo profundo con aquellos factores que genuinamente se preocupan por consolidar el vinculo de hermandad que unen a estas dos grandes religiones”.

Con motivo de la visita del Santo Padre, la Fundación Wallenberg ha lanzado un llamamiento mundial para obtener testimonios acerca de católicos que han salvado a judíos de la persecución nazi durante el Holocausto (www.raoulwallenberg.net).

”El nivel de respuesta es sorprendentemente alto”, informa Tenembaum. ”Estamos recibiendo decenas de respuestas a nuestro llamamiento, y nuestros equipos de investigadores las están evaluando”.

”En Israel viven todavía muchos sobrevivientes del Holocausto, quienes le deben sus vidas a salvadores católicos….seria una oportunidad excelente para que el Sumo Pontífice conozca personalmente a algunos de ellos”, resaltó Tenembaum.

Casualmente, uno de los actuales ministros del gobierno israelí, Yossi Peled, es un sobreviviente del Holocausto, habiendo sido salvado en Bélgica, junto con sus hermanas, por una familia católica.

Asimismo el fundador de la Fundación Wallenberg destaca que: ”La creación del Estado de Israel se debe en gran parte a Angelo Roncalli (posteriormente conocido como el Papa Juan XXIII), quien intercedió ante el Papa Pío XII para que no interpusiera obstáculos a la votación a favor de la creación del Estado judío”.

Ademas, añade Tenembaum, ”Angelo Roncalli, mientras se desempeñaba como nuncio apostólico en Estambul, salvo la vida de miles de judíos. Nuestra Fundación ha creado un comité especial dedicado a promover su reconocimiento como salvador y preparar programas educativos que realcen su legado”.

Por ultimo, el promotor del diálogo interreligioso subraya la importancia del dialogo sincero entre los factores de ambas religiones, instando al Vaticano a que abra sus archivos, pero lo mismo pide a otras instituciones judías, como Yad Vashem de Jerusalén para permitir a los historiadores ahondar en sus investigaciones.

Según Tenembaum, un dialogo fructífero entre la Iglesia católica y los líderes espirituales del judaísmo debe abarcar también a los grandes rabinos de Italia, al rabino Meir Lau (sobreviviente del Holocausto) y al rabino Sha´ar Yshuv, de Haifa.

”En el pasado, se han cometido grandes injusticias, como la expulsión de los judíos de España y es menester profundizar en esos temas –propone–. También es importante que aquellos que tengan que pedir perdón, lo hagan, aun si sus víctimas ya no están con nosotros para perdonarles”.

”Por otro lado -recalca Tenembaum–, el pueblo judío debe manifestar su gratitud eterna para con aquellos católicos, mujeres y hombres, que arriesgaron sus vidas a fin de salvar a sus hermanos perseguidos por el monstruo nazi”.