abril 28, 2017

La Sociedad de Hermanas del Servicio Social de Budapest fue declarada Casa de Vida

El 26 de abril la Sociedad de Hermanas Sociales de Budapest fue declarada “Casa de Vida” por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.

Las Hermanas del Servicio Social son un instituto religioso católico de mujeres fundado en Hungría en 1923 por Margaret Slachta. Las hermanas adoptaron la misión social de la Iglesia Católica y la espiritualidad benedictina con una dedicación especial al Espíritu Santo.

“Casas de Vida” es un programa educativo dirigido por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW) con el objetivo de identificar, rendir tributo y difundir las acciones de solidaridad de instituciones o individuos que extendieron una mano a los perseguidos por los nazis durante el Holocausto.

Ferenc Orosz, representante en Budapest de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, habló en nombre de la misma sobre el papel y la misión del programa educativo Casas de la Vida. Mencionó la actividad de Wallenberg y de otros salvadores del Holocausto. Cerró su discurso citando algunos pensamientos de la oración del Viernes de Dios del Papa Francisco, y mencionó que el Papa es uno de los miembros honorarios de la FIRW.

Luego, la Dra. Agnes Pataki, (SSS), habló sobre la historia y la actividad de la Sociedad de Hermanas Sociales. Habló en detalle de su trabajo durante el Holocausto y la Segunda Guerra. Ellas salvaron a más de 1000 judíos. Algunas actividades de las personas se mencionaron en detalles. Margit Schlachta, fundadora y líder de la sociedad, reconocida por Yad Vashem; Sara Salkahazi, asesinada por la gente de Arrow Cross (nazis húngaros), beatificada, reconocida por Yad Vashem, y Katlin Roza Peitl, quien dirigió la actividad de rescate en el mismo lugar donde se colocó la placa.

La placa fue desvelada por el Dr. Gabor Bagdy, Vice-Alcalde de Budapest y Presidente del Partido Demócrata Cristiano en Budapest, y bendecida por el Dr. Janos Szekely, Obispo Católico.

Al acto asistieron el Dr. Jozsef Szecsi, secretario general de la Sociedad Cristiano-Judía, por el Dr. Endre Bela Huff, ejecutivo de la Asociación Raoul Wallenberg y por Laszlo Ernyei, consejero de asuntos de la iglesia, 2do Distrito de Budapest. Durante la ceremonia, Monika Kiss realizó obras de música de cámara de Liszt, Mozart y Vivaldi.

Esta es la primera placa de Casa de Vida en Hungría, donada por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, ONG educativa presidida por Eduardo Eurnekian y creada por Baruj Tenembaum.