junio 9, 2017

Iglesia de Varsovia consagrada ‘Casa de Vida’ por ayudar a los judíos

Fuente de prensa:

La Iglesia Católica Romana de Todos los Santos en Varsovia, que proporcionó ayuda a los judíos en la Segunda Guerra Mundial durante la ocupación alemana nazi de Polonia, ha sido declarada “Casa de Vida”.

La ceremonia de inauguración de una placa conmemorativa en la iglesia el miércoles 7 de junio, contó con la presencia de representantes del gobierno y organizaciones judías, líderes de la Iglesia Católica, el cuerpo diplomático y la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.

La Iglesia de Todos los Santos, que se encuentra dentro del perímetro de lo que era el Gueto Judío de la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, brindó una importante ayuda a los judíos.

 

Ayuda a los judíos para huir

Emitieron certificados falsos de bautismo a cientos de judíos que decidieron escapar del gueto, ofrecieron comida y alojamiento en los locales de la parroquia y colocaron a niños judíos en un orfanato instalado en un suburbio de Varsovia en una casa que pertenecía a la familia del párroco, Padre Marceli Godlewski.

En 2009, el Padre Godlewski fue galardonado póstumamente con una medalla de los Justos entre las Naciones del Instituto Yad Vashem en Jerusalén.

Samuel Tenembaum, hijo del fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, dijo durante la ceremonia que, después de la invasión alemana nazi a Polonia, el padre Godlewski no podía permanecer ocioso y “proporcionaba refugio y comida a los judíos dentro de los muros de esta iglesia, sabiendo que ofrecer cualquier tipo de ayuda a los judíos era castigada con la muerte “.


‘La oscuridad no pudo vencer a la vida’

La vida tiene su sede en esta iglesia y la oscuridad no pudo derrotarla”, dijo.En una carta leída en la ceremonia, el presidente Andrzej Duda describió a los polacos que arriesgaron sus vidas para ayudar a los judíos como “los héroes de la nación”.

El proyecto Casas de Vida es una iniciativa de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, que lleva el nombre del diplomático sueco que salvó a decenas de miles de judíos húngaros mientras servía como enviado especial de Suecia en Budapest en 1944.

Su objetivo es identificar y marcar sitios en Europa (principalmente iglesias, conventos y monasterios) que sirvieron de refugio para las víctimas de la persecución y el exterminio nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

La inscripción en la placa dice: “Este edificio sirvió de refugio a personas inocentes que fueron perseguidas por los nazis. La Fundación Internacional Raoul Wallenberg se enorgullece de declarar este sitio como una Casa de Vida en homenaje a los salvadores que sosuvieron los valores de solidaridad y coraje cívico de acuerdo con el legado de Raoul Wallenberg “.

Traducción: FIRW