Agosto 9, 2007

Fundación Wallenberg recuerda al Cardenal Quarracino

El 8 de agosto de 2007 la Fundación Internacional Raoul Wallenberg recordó al ex Primado de Argentina, Cardenal Antonio Quarracino (1923-1998) en el 84º aniversario de su nacimiento.

Amigos, allegados y voluntarios de la ONG educativa se hicieron presentes junto a la sepultura del Cardenal, en la Capilla consagrada a la Vírgen de Luján. El rabino Simón Moguilevsky pronunció unas palabras alusivas vinculadas al inquenbrantable espíritu interconfensional del Cardenal Quarracino y a su prédica a favor de un diálogo auténtico entre los hombres y mujeres de distinta fe. ”Para el Cardenal Quarracino auténtico quería decir no intentar vencer ni convencer al otro, entablar un diálogo real, entre iguales con distintas interpretaciones del fenómeno religioso.”, señaló Moguilevsky.

Quarracino fue el primer Cardenal Primado que en carácter de tal visitó Israel, en 1992. La visita quedó documentada en el film ”Primer Primado Peregrino” que puede verse gratis en el sitio de Internet de la Fundación Wallenberg.

En 1993 el Cardenal Quarracino fue el primer Primado argentino en visitar la sede la mutual israelita de la Argentina, AMIA. Allí firmó un documento histórico junto al Gran Rabino de Buenos Aires, Salomón Ben Hamú y el Kadi de Jerusalén.

En 1997, tomando una idea del fundador de la FIRW, Baruj Tenembaum, Quarracino decidió emplazar dentro de la Catedral de Buenos Aires el Mural Conmemorativo de las Víctimas del Holocausto. Visitado por más de cinco millones de personas el memorial también recuerda a las víctimas de los atentados contra la embajada de Israel en Buenos Aires y la AMIA y no tiene precedentes en el mundo. Una réplica del mismo fue inaugurada en 2004 dentro de la iglesia Vaterunser de Berlín.

La obra, de 1.80 de alto x 1,20 de ancho, incluye páginas de diversos libros de rezos que fueron rescatados de entre las ruinas de los campos de exterminio del nazismo.

En 1998 el Correo Argentino emitió una estampilla conmemorativa del Mural, el primer sello postal argentino en lucir letras del alfabeto hebreo.

Poco antes de su muerte Quarracino escribió una carta a Tenembaum en la cual, entre otros conceptos, señala:

”No olvido aquellas veladas en Jerusalem, en 1992, cuando cercados por la nieve te pregunté qué se puede hacer para cicatrizar las heridas de nuestros hermanos judíos. Pasaron ya seis años y recuerdo que me sugeriste ”crear hechos”: un MURAL RECORDATORIO que, gracias a tus amigos en Casa Argentina, se plasmó en el magnífico homenaje a las víctimas del Holocausto, de la Embajada de Israel y de la AMIA.

Pronto se cumplirá el Primer Aniversario desde el descubrimiento de este digno ”Monumento” ante el que he pedido se invite a judíos que así lo deseen a cubrirse la cabeza.

El lugar definitivo del mural estará ligado al descanso que aguardo dentro de la Catedral para continuar pregonando la fraternidad como lo he hecho toda mi vida.

No dudo que mi actual arzobispo coadjutor Mons. Jorge Bergoglio, llegado el momento de sucederme, recorrerá el mismo camino de reconciliación y fraternidad con nuestros hermanos mayores.”

Asi fue como, cumpliéndose la voluntad del Cardenal, sus restos descansan en la Capilla de la Virgen de Luján, junto al Mural Conmemorativo.