Enero 22, 2009

Para el escritor Aguinis existe un ”tsunami antisemita”

Fuente de prensa:

El intelectual participó de un acto en homenaje a un diplomático sueco desaparecido. Por qué dijo que se observa la misma ”onda lúgubre” que durante el Holocausto.

La reciente ofensiva militar israelí en Franja de Gaza despertó infinidad de reflexiones acerca del papel que desempeñó el Estado de Israel en el conflicto de Medio Oriente y sus repercusiones en el mundo. En ese sentido, el escritor judeoargentino Marcos Aguinis afirmó que en la actualidad se vive un ”tsunami antisemita” similar al que experimentó Europa durante el Holocausto.

En el marco de un homenaje al diplomático sueco desaparecido Raoul Wallenberg, Aguinis aseguró que ”quienes hoy se pliegan a las campañas antisemitas, son moralmente más deleznables que los de la época nazi”. Para el escritor de ”El atroz encanto de ser argentino” el conflicto que se desarrolló en Gaza despertó sentimientos antijudíos.

”Resulta un momento oportuno hacerle este homenaje a Wallenberg porque el estallido monstruoso de un tsunami antisemita en estos momentos nos hace vibrar en la misma onda lúgubre que ocurría en Europa durante el Holocausto del régimen nazi”, expresó Aguinis. Y agregó: ”En aquella época, el racismo antijudío era la madre de todos los racismos”.

En declaraciones recolectadas por la Agencia Judía de Noticias (AJN) , el escritor manifestó que en el marco de la Segunda Guerra Mundial ”ese racismo se arraigó con tanta intensidad en el imaginario colectivo que resultaba muy difícil poder mantener la racionalidad y entender que los judíos son seres humanos como los demás seres humanos”.

Sin embargo, Aguinis expresó que ”en ese momento era muy difícil defender a un judío, hoy en día eso se puede hacer”. ”En este tiempo la alienación no es tan extrema, por lo tanto, perder la racionalidad y mostrar antisemitismo en estos tiempos es moralmente mucho más condenable que en aquel tiempo”, añadió.

Organizado por la Fundación Wallemberg, el acto se llevó a cabo en la Plaza de las Naciones Unidas (Figueroa Alcorta y Austria), donde está su monumento. De la conmemoración participaron los embajadores de Austria (Gudrun Graf), de Hungría (Matías Yosha), de Israel (Yoav Bar On) y representantes diplomáticos de las embajadas de España y Polonia, entre otros.