Junio 27, 2012

Aclarar el destino de Wallenberg

Fuente de prensa:

La visita del Presidente Vladimir Putin a Israel es un acontecimiento significativo.
En nuestra opinión, es pertinente que el Primer Ministro, Benyamin Netanyahu, aproveche esta visita histórica para  tratar el asunto de Raoul Wallenberg – el diplomático sueco que salvara durante la Shoa decenas de miles de judíos de Hungría, fuera secuestrado por las fuerzas soviéticas el 17 de enero de 1945, y desde entonces se perdiera su rastro.

Este año se celebra el centenario del nacimiento del héroe sueco. En esta ocasión la Fundación Internacional Raoul Wallenberg informó acerca del ofrecimiento de una recompensa de 100.000 euros a todo factor  que facilite información que conduzca a la identificación científica del lugar donde estuviera enterrado Wallenberg (si realmente fue asesinado, como pretenden  los rusos), y de esta manera permitir su repatriación a Suecia, al seno de su familia cercana.

El régimen estalinista que detuvo y aparentemente asesinó a Wallenberg, fue cruel y sistemático. Es de suponer que el aniquilamiento de una persona tan importante deja tras sí una serie de pruebas, que por alguna razón – incluso 67 años después – los rusos aún impiden el acceso a las mismas.

Según va  pasando el tiempo, disminuye la probabilidad de resolver este trágico caso definivamente.
Vladimir Putin, Benyamin Netanyahu, el caso de Raoul Wallenberg justifica un debate urgente.

Eduardo Eurnekian, Presidente
Baruj Tenembaum, Fundador