Agosto 5, 2009

La ofensa noruega de rendir homenaje a un simpatizante nazi

Fuente de prensa:

Noruega ha inaugurado un museo y ha exhibido un sello postal para celebrar el 150º aniversario del laureado noruego Premio Nobel en literatura y simpatizante nazi Knut Hamsun, provocando una gran indignación en un grupo judío.

Los organizadores del homenaje anunciaron que alrededor de entre 2.500 y 3.000 personas, encabezadas por la princesa de la corona Mette-Marit y el Ministro de Cultura Trond Giske, realizaron el martes la apertura oficial del Centro Hamsun en Harnaroey, un pueblo costero al norte de Noruega en donde el autor creció.

”No podemos entender cómo los noruegos pueden rendir homenaje a alguien que fue un criminal y que incitaba al crimen”, dijo Baruj Tenembaum, el fundador de la Fundación Raoul Wallenberg.

El nombre de la fundación corresponde a un diplomático sueco que salvó a miles de judíos de los campos de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

”Hamsun fue un gran escritor, ¿y con eso qué? ¿Qué es más importante – el arte o la integridad?” Tenembaun le dijo a Reuters por teléfono.

Hamsun, fallecido en 1952, ganó fama por ”Hambre”, una novela semi-autobiográfica de 1890 sobre el camino a la locura de un joven escritor famélico.

Ganó el Premio Nobel en 1920 por su trabajo La Bendición de la Tierra, pero la Fundación Wallenberg declara que en 1943 el autor dedicó el premio al Ministro de propaganda nazi Joseph Goebbels.

Cuando la Segunda Guerra Mundial terminó con la destrucción de los nazis, Hamsun escribió un elogioso obituario dedicado a Hitler publicado por el periódico noruego Aftenposten donde describe al dictador como un ”guerrero de la humanidad”.

Luego de la guerra Hamsun se negó a renunciar a su inclinación nazi y fue enviado a un hospital psiquiátrico para su tratamiento.

Durante el año siguiente, Noruega planea conmemorar los logros literarios de Hamsun a través de exhibiciones y hasta un musical basado en su trabajo, provocando críticas de grupos que declaran que el aniversario glorifica a quien fue vez simpatizante activo del nazismo.

En una carta al Ministro de Relaciones Exteriores de Noruega Jonas Gahr Stoere, Tenembaum dijo que estaba ”asombrado y preocupado” por los homenajes a un partidario de ”uno de los regímenes más siniestros de la historia”.

En su respuesta, Stoere redactó: ”El aniversario de Hamsun de ninguna manera aprueba el partidismo de Hamsun por el régimen nazi. Él recibió reprobación masiva por esto luego de la guerra y sus actividades pro nazis deben continuar siendo reprobadas”.

Stoere dijo que a través del debate público sobre Hamsun, los noruegos obtuvieron ”una mirada crítica y matizada de él, tanto como un aclamado autor como una persona que apoyaba a los nazis”.

Noruega pasó la mayor parte de la guerra bajo dominio nazi pero se enorgullece de su esfuerzo partidario por ayudar a los Aliados en el lejano norte de Europa.

Stoere dijo que se hizo plena alusión a la inclinación nazi de Hamsun durante las exhibiciones y que ”la democracia y la educación de las generaciones futuras serán mejor utilizadas si somos completamente honestos acerca de estos aspectos divergentes de la vida de Hamsun”.

Tenembaum disintió: ”Es como si alguien propusiera homenajear a Hitler porque era un buen pintor”. ”Podemos declarar un año de conmemoraciones, exhibir un sello, escribir un musical – y después decir que lo hacemos para educar acerca de los nazis”.

Traducido por: Guillermina Cristofaro