Agosto 4, 2003

Carta de adhesión de Louise von Dardel

Louise Von Dardel, sobrina de Raoul Wallenberg.

Señor
Baruj Tenembaum
Fundación Internacional Raoul Wallenberg

Muchas gracias por la invitación a celebrar un nuevo aniversario del nacimiento de mi tío.

Desafortunadamente no podré asistir. En cambió, estaré con todos ustedes en mi corazón y en mis pensamientos.

Es verdad, no sabemos cuándo ni dónde Wallenberg murió. Pero creo que iniciativas como las acometidas por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg ayudan a mantener su nombre y espíritu vivos en muchos corazones en todo el mundo. Gracias a ello los jóvenes toman conciencia que el coraje de un solo hombre puede conducir a la justicia y a la paz. ¿No es esto acaso mejor que una tumba?

El coraje también es necesario para liberar la verdad. El destino de Raoul es aún un misterio. Sólo tenemos por ahora piezas del rompecabezas, no así su imagen completa. ¿Por qué fue detenido, qué pasó con él durante tantos años en Rusia, por qué no fue liberado? Mientras no tengamos respuestas a estos interrogantes, sólo podremos ensayar conjeturas.

Creo que mucho se podría avanzar en este sentido si todas las personas, países e instituciones que poseen documentos relacionados con Raoul Wallenberg los liberaran de sus archivos. Su familia y toda la genete que lo ama y admira estarían infinitamente agradecidos.

Muy cordialmente,

Louise von Dardel