julio 17, 2015

Alcalde de Florencia recibe la Medalla Raoul Wallenberg

Eduardo Eurnekian: “La Fundación Wallenberg rinde tributo al pueblo de Florencia, donde se salvaron miles de vidas durante el Holocausto.”

El 17 de julio de 2015, Darío Nardella, alcalde de Florencia, recibió la Medalla Raoul Wallenberg en nombre de todos los florentinos que ayudaron a salvar miles de perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial.

El premio fue entregado a Nardella por Eduardo Eurnekian y Baruch Tenembaum, presidente y fundador de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg. La ceremonia tuvo lugar en el Palazzo Vecchio, Florencia.

La Red de Florencia

En septiembre de 1943 Alemania había ocupado recientemente Italia y la deportación de los judíos estaba a punto de comenzar. Elia Dalla Costa, el arzobispo de Florencia escribió una carta dirigida a los jefes de los monasterios y conventos en Florencia y sus alrededores, para pedirles que abran las puertas de sus instituciones a judíos.

Este fue el comienzo de una colaboración singular entre el clero y los líderes judíos, como Raffaele Cantoni y el rabino Nathan Cassuto. Gracias a las cartas del arzobispo y la buena voluntad de su pueblo, muchos judíos encontraron refugio seguro en las instituciones católicas de la ciudad. Uno de ellos fue creado en el seminario de Minore di Montughi desde el cual se enviaban a los refugiados a diferentes conventos y monasterios, y algunos incluso fueron albergados por un corto tiempo en la residencia del arzobispo.

Del mismo modo, el famoso ciclista florentino Gino Bartali será recordado en la ocasión. A través de numerosos actos de solidaridad, Bartali ayudó a salvar judíos que estaban siendo perseguidos por los nazis durante la época de la República Social Italiana. Por otra parte, en una manifestación audaz de coraje cívico, Bartali dio refugio a una familia judía en su bodega, salvando así las vidas de todos sus miembros. Ceremonias en honor al Arzobispo Dalla Costa, Bartali, sacerdotes, monjas y otros salvadores florentinos serán realizadas en un futuro próximo.


Casas de Vida

La presentación del premio se lleva a cabo en el marco del programa educativo “Casas de la Vida”, un esfuerzo que tiene como objetivo identificar edificios y casas que sirvieron como refugios en medio del Holocausto.

Hasta el momento, la Fundación Wallenberg ha localizado, en Roma sólo, casi doscientos lugares de refugio. También se identificaron Casas de Vida en Francia, Polonia, Grecia y Alemania. Las ubicaciones son en su mayoría iglesias, conventos e internados católicos.

En junio pasado, la Fundación Wallenberg presentó la “Medalla Raoul Wallenberg” a la Hermana Emerenziana Bolledi, del Instituto de las Hermanas de San José, en Roma. Siendo novicia aún, la hermana Emerenziana dio cobijo a 60 madres y niños condenados a muerte por el régimen de Hitler.

El programa se lleva a cabo en toda Europa con la cooperación de Aleteia, agencia de noticias católica, mediante la participación directa de su director editorial, el Sr. Jesús Colina y la directora de Relaciones Institucionales, Silvia Costantini, http://www.aleteia.org/en

La misión de la Fundación Wallenberg cuenta con el apoyo de más de 300 jefes de estado y premios Nobel. Jorge Bergolio, el Papa Francisco, es uno de sus miembros fundadores.