Octubre 13, 2004

Una historia que merece ser contada

Fuente de prensa:

”Legado” enfoca la primera corriente inmigratoria ruso-judía

El documental de Vivian Imar y Marcelo Trotta describe cómo se formaron en la Argentina las primeras colonias agrícolas. Una evocación del ayer y el presente de quienes descienden de aquellos pioneros. Se estrenará mañana.

En agosto de 1889 llegó a la Argentina el vapor Wesser con el primer grupo de inmigrantes judíos rusos que, escapando del régimen zarista y de los ”progroms”, se instala en el campo a trabajar la tierra, dando así origen a numerosas colonias agrícolas que aún hoy existen.

Es entonces cuando surge la figura del ”gaucho judío”, quien luchando contra la sequía, las plagas y las inundaciones conserva generación tras generación el legado de su cultura y logra integrarse a un tierra donde puede vivir en libertad.

Precisamente por ello se llama ”Legado” el documental que registra este hecho del pasado y el presente de los descendientes de aquellos inmigrantes y que, bajo la dirección de Vivian Imar y Marcelo Trotta, se estrena mañana.

”Legado”, sin embargo, muestra que el origen de estas colonias no fue tan fácil como se dijo.

Porque cuando el Wesser atracó en el puerto de Buenos Aires ese 14 de agosto de 1889, las 820 personas oriundas de Podolia, oeste de Ucrania, se enteran de que las tierras que les habían prometido no estaban disponibles. Tras varias gestiones (que incluyeron una nueva promesa sin cumplir), todo se resuelve cuando la situación llega a oídos del barón Mauricio de Hirsch, quien tras fundar la Jewish Colonization Association patrocinó el asentamiento de las colonias agrícolas judías en la Argentina. Así fue como nació Moisés Ville (la madre de las colonias) y luego se le fueron sumando otras tantas en Santa Fe, Entre Ríos, La Pampa y Santiago del Estero.

UNA MIRADA ABARCADORA

Para la realización de este documental la investigación demandó años de estudio, durante los cuales se consiguieron numerosos testimonios. El rodaje se realizó en varias etapas y en distintas locaciones del país y el exterior. Por supuesto se filmó en localidades como Moisés Ville, Basavilbaso, Las Palmeras, Villa Clara, Carlos Casares y Médanos, entre otras, y hasta se llegó a captar imágenes en un kibutz israelí.

Además, se reacondicionaron y ambientaron salas de teatro, se reabrieron sinagogas de campo, se pusieron en funcionamiento carros rusos de la época y se rescataron objetos y muebles de los antiguos colonos.

Cabe destacar también que la banda de sonido está compuesta por música popular judía de la época y por música original escrita especialmente para el filme a cargo de Javier Zentner y Vivian Tabbush.

A pesar de ser una historia bien argentina, ”Legado” fue producida por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg.