Mayo 22, 2008

Clase en Auditorio de la escuela Jaim Weitzman

”Ustedes, ¿me conocen a mí?” Con esta frase, Silvia Stisman, coordinadora del Proyecto Educativo:”Raoul Wallenberg ºen la Escuela”, abrió la clase junto a Myriam Kesler en el salón auditorio de la Escuela Hebrea Jaim Weitzman, con un total de 126 alumnos. La respuesta fue un ”No” rotundo y el diálogo continuó.

”Y cuando ustedes no conocen a alguien que es nuevo, ¿Cómo se sienten?”

Las respuestas fueron variadas:
”Queremos saber su nombre”
”Dónde vive”
”A qué le gusta jugar”…
”A veces cuando no conocemos a alguien porque es distinto o nuevo lo dejamos de lado”

Silvia retomó esta respuesta y continuó: ”Hoy, aquí, el hecho de que Myriam y yo seamos nuevas es un acto emotivo, pero hace muchos años, en la época de la segunda guerra mundial, a muchas persona que eran diferentes se las dejó de lado…, ¿saben qué pasó?”

Los alumnos contaron todo lo que sabían acerca de la Shoa y lo doloroso que fue.

Silvia continuó: ”Algunos se salvaron, otros fueron salvadores como Raoul Wallenberg, de quien nuestra fundación lleva su nombre, con muchísimo orgullo. Contamos su vida para que muchas personas como ustedes la conozcan y que podamos reflexionar en conjunto acerca de su actitud como ejemplo de solidaridad”…

Seguidamente la señora Myriam Kesler relató su vida como testimonio de aquella época.

La clase se extendió más de lo previsto pues fue incesante la cantidad de preguntas de los alumnos.

Educación
FIRW