Diciembre 9, 1999

La FIRW presentó un ambicioso programa educativo

Fue en la embajada de Suecia con notable concurrencia.

Buenos Aires – Coordinado por el historiador José Ignacio García Hamilton y el periodista Nicholas Tozer de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW) presentó el 9 de diciembre de 1999 en la embajada de Suecia su programa educativo ‘La Diplomacia y el Holocausto’, proyecto que prevee difundir las acciones salvadoras de numerosos diplomáticos que salvaron a miles de personas durante el Holocausto (1933-1945).

‘En medio de una crisis general de valores creemos que es el momento oportuno para dar a conocer orgánicamente, especialmente en escuelas y universidades, el modo ejemplar en que muchos servidores públicos cumplieron con su mandato ayudando a eludir la muerte a decenas de miles de personas amenazadas por el terrorismo de Estado’, señaló García Hamilton.

El programa auspiciado íntegramente por el sector privado y con el cual colaboran académicos e historiadores de Estados Unidos, Alemania, Suecia e Israel hace eje en la necesidad de sostener la inviolabilidad absoluta de las libertades individuales, de expresión, de culto y el derecho inalienable a la vida; valores bajo la constante amenaza de estados totalitarios y fundamentalismos de distintos signos.

Raoul Wallenberg es el diplomático sueco que entre 1944 y 1945 en el curso de su misión en Budapest y cuando el régimen nazi ejecutaba programas de exterminio masivo y eutanasia, desafió al mismo Adolf Eichmann y salvó a decenas de miles de personas, en su mayoría judíos, emitiendo pasaportes de seguridad. En enero de 1945 desapareció secuestrado por el ejército soviético. Nunca más se supo de su paradero.

La presentación del programa, que incluyó la donación a la embajada sueca de la escultura en bronce ‘Homenaje a Raoul Wallenberg’ de la artista argentina Norma D’Ippolito, contó con la presencia y adhesión de numeroso público. Entre ellos Laszlo Ladanyi y Tomás Kertész, dos de los miles salvados por Wallenberg, el Vicecanciller sueco Jan Eliasson y el embajador de Suecia en la Argentina, Peter Landelius.

Por su parte, a horas de asumir como nuevo Jefe de Estado, Fernando De la Rua, apoyó la iniciativa: ‘Estoy seguro que este programa educativo permitirá proseguir la investigación y el reconocimiento de otros esfuerzos, incluso de ciudadanos argentinos, en medio de los horrores del nazismo.’, señaló en una nota.

La FIRW es una asociación internacional creada en el marco de la ONG interconfesional Casa Argentina en Jerusalem. Entre sus fundadores y miembros se destacan, Jorge Luis Borges, Natalio Wengrower, Raúl Soldi, Adolfo Bioy Casares, Monseñor Ernesto Segura, Ben Molar, Baruj Tenembaum y el miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Tom Lantos así como Elie Wiesel, Vaclav Havel, Stuart Eizenstat, Rudolph Giuliani y Simone Veil. Cuenta con el apoyo del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan.