Junio 7, 2005

La Cancillería blanquea y deroga un documento racista

Fuente de prensa:

La nefasta Circular 11 impidió el ingreso de miles de judíos durante el Holocausto. El Gobierno reconoce la existencia de uno de los mayores secretos de Estado

Casi setenta años de silencio y ocultamiento llegarán a su fin el miércoles 8 de junio a las 18 en el Palacio San Martín, cuando el canciller Rafael Bielsa firme la derogación de un documento reservado, estrictamente confidencial y profundamente discriminatorio.

Se trata de la Circular secreta Nº 11, uno de los mejor guardados secretos de Estado de la Argentina, instrucción secreta firmada en 1938 por el canciller José María Cantilo y girada a todas las delegaciones argentinas en el mundo con el propósito de impedir que judíos y otros perseguidos por los nazis ingresaran a Argentina.

La derogación de la Circular 11 es solicitada desde hace años por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, una ONG educativa fundada en Argentina.

En la ceremonia, Bielsa será acompañado por el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y por Natalio Wengrower, vicepresidente de la Fundación Wallenberg.

El ministro político había intercedido en el caso cuando el pasado 21 de abril la Fundación Wallenberg publicó una dura carta en la cual denunciaba la existencia de una placa emplazada en la Cancillería que homenajeaba a doce diplomáticos argentinos por presuntas acciones solidarias durante el Holocausto.

La placa, inaugurada en julio de 2001 por el Canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, incluía el nombre de Luis H. Irigoyen, diplomático que durante su misión en Berlín en 1943 se había desentendido de la suerte de 100 argentinos judíos que el régimen nazi ofreció repatriar a Argentina como gesto de buena voluntad hacia el país con el que mantenía excelentes relaciones.

De acuerdo a investigaciones de la FIRW los restantes once miembros del servicio exterior tampoco ameritaban homenaje alguno pues sólo habían cumplido con su deber de asistir a ciudadanos argentinos en Europa durante los años de la guerra.

La placa fue finalmente retirada por disposición de la Resolución 999, firmada por Bielsa el 16 de mayo pasado.