Junio 11, 2010

La visita de Bergoglio a la AMIA

Fuente de prensa:

Correo de Lectores

La reciente visita del Cardenal Jorge Bergoglio a la sede de la AMIA es un hecho de gran importancia, imprescindible en una sociedad resultante de la integración de numerosas colectividades y que requiere gestos que conviertan a la mera coexistencia en convivencia, aceptando, no tolerando, al prójimo en las diferencias así como en los desacuerdos.

Bien vale destacar que, el 24 de noviembre de 1993, el Cardenal Antonio Quarracino fue el primer Primado argentino en visitar el antiguo edificio de la AMIA, destruído en 1994.

Allí, en una reunión organizada por la ONG Casa Argentina en Israel Tierra Santa, Quarracino firmó un declaración de convivencia interreligiosa junto al Gran Rabino Salomón Ben Hamú y al Kadi de Jerusalén, autoridad islámica. El documento señalaba, entre otros conceptos, que ”el hombre verdaderamente creyente y religioso no es fanático”.

Cuatro años después, Quarracino inauguraría junto al líder polaco y Premio Nobel de la Paz, Lech Walesa, un Mural dedicado a las víctimas del Holocausto -y a los asesinados en los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA- dentro de la Catedral Metropolitana, recordatorio sin precedentes en el mundo.

Nieves Nasjleti
Fundación Raoul Wallenberg