Enero 30, 2008

Tom Lantos, congresista de los Estados Unidos y co-fundador de la Fundación Wallenberg, en Naciones Unidas

En el discurso que en nombre de su padre dio la Dra. Katrina Lantos-Swett, hija de Lantos, el congresista afirmó que es responsabilidad de toda la comunidad internacional evitar otro Holocausto y mantener viva la memoria de aquellos que perecieron ya que Israel enfrenta de manera constante serias amenazas para su supervivencia.

”Así como un dictador anterior prometió destruir a los judíos de Europa, uno nuevo está amenazando con destruir el Estado judío”, dijo él.

Lantos lamentó el hecho de que las Naciones Unidas haya lanzado en forma permanente, ”improperios vergonzosos contra Israel”, y agregó que ”sentía un profundo agradecimiento por la gran cantidad de estadistas importantes de muchas partes del mundo que le hacen frente a esta atrocidad”.

El congresista, cuya madre fue asesinada en Auschwitz, dijo que al haber experimentado los horrores del Holocausto en forma directa, la conferencia de Durban fue la muestra ”más enfermiza e indiferente” de odio por los judíos, desde el período nazi.

Lantos rindió un homenaje a Raoul Wallenberg, a quien, dijo ella, su padre le debe la vida por haberlo rescatado junto con otros judíos durante la ocupación nazi en Budapest.

”Él tenía muy poco en común con ellos: era luterano y ellos eran judíos, él era sueco, ellos eran húngaros. Y así y todo, con una valentía sin límites y creatividad, salvó las vidas de decenas de miles de hombres, mujeres y niños, al cobijarlos bajo la protección de la corona sueca”, dijo.

Harry Kichel, COO de la Fundación Wallenberg de Nueva York, presenció la ceremonia.

Traducido por Graciela Forman