Agosto 7, 2012

La FIRW conmemora el 100 aniversario del nacimiento de Raoul Wallenberg en Londres

Nuestra conmemoración del 100 aniversario del nacimiento de Raoul Wallenberg se llevó a cabo el 4 de agosto de 2012, a las 12.30 en el monumento a Wallenberg cerca de Marble Arch en Londres. La ceremonia fue organizada conjuntamente por la Fundación Internacional Raoul Wallenberg, la Sinagoga de Marble Arch Occidental y la Iglesia de Suecia.

La FIRW fue representada por el Sr. Alexander Blonsky y la Sra. Jill Blonsky. Alrededor de 200 personas asistieron, incluyendo la Embajadora de Suecia, Sra. Nicola Clase, el alcalde de Westminster, la concejal Angela Harvey, junto con el concejal Audrey Lewis; la familia Rausing, cuya donación financió el Memorial de Raoul Wallenberg; Michael Sternberg, en representación de su padre, Sir Siggy Sternberg, que no pudo asistir debido a problemas de movilidad; Carl Nisser, un abogado sueco y un pariente de Raoul Wallenberg, y Brian y Raoul Mooyaart. La madre del señor de Mooyaart – Barbara Mooyaart-Doubleday-tradujo el Diario de Anna Frank al inglés. Su hijo, Raúl, lleva el nombre de Wallenberg.

La ceremonia se inició con el rabino de la sinagoga Rosenfeld hablando del increíble logro de Wallenberg contra todos los pronósticos y sobre nuestra deuda con él, e invitó a la congregación a rezar los Salmos de acción de gracias por la vida de Raoul Wallenberg. Comenzaron con el Salmo 120. Él y los miembros de la congregación de la sinagoga luego cantaron el Salmo 121, y las lecturas terminaron con la unión de todos recitando el Salmo 124, el salmo de acción de gracias por la liberación.

Después de los salmos, los que habían llevado las flores, como por ejemplo la Embajada de Suecia, la Iglesia de Suecia y la familia Rausing y la FIRW las colocaron en el monumento que lleva una estatua de Raoul Wallenberg.

El Reverendo Michael Persson de la Iglesia de Suecia pronunció varias palabras sobre el carácter de Wallenberg. Cómo su naturaleza de cuidar al otro lo llevó a Budapest y, naturalmente, lo predispuso a ayudar a los demás en lugar de entrar en el negocio de la familia bancaria, que no le convenía en absoluto. El embajador de Suecia habló de su orgullo por Raoul siendo héroe principal del país y la forma en que el Gobierno sueco no se dará por vencido presionando por la verdad sobre su destino. El alcalde habló de su sentimiento de honor y privilegio de celebrar esta ocasión en Londres, y cómo este es un evento aún más importante que los Juegos Olímpicos ya que se celebra en la capital británica.

Después de los discursos de un coro sueco cantó una canción del verano sueco, final apropiado para los tributos.


Mi Homenaje a Raoul Wallenberg,
por Jill Blonsky

Se le da a pocas personas salvar una vida: aún menos pueden decir que han salvado varias vidas, pero que ha salvado las vidas de decenas de miles marca una victoria de valor sin igual, de compasión y cordura en un mundo que se hundió en la locura en los oscuros días de la Alemania nazi. Pero, como dijo el propio Raoul, se fue a Hungría para “salvar a una nación”, y en esto tuvo magnífico éxito, derrotando el malvado plan de Hitler para destruir totalmente a los judíos de Europa.

Lamentablemente, después de salvar tantas vidas, Raoul no pudo salvar la suya. Junto con su chofer, Wilmos Langfelder, desapareció en el sistema carcelario estalinista y su destino sigue siendo un misterio hasta hoy. En los últimos años, han sido liberados fragmentos sugestivos de la información sobre su detención y su interrogatorio, y es de esperar que dentro de poco el mundo sepa lo que pasó con este gran hombre.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg, creada para difundir la vida de Raoul Wallenberg, el trabajo y el ejemplo, rinde homenaje a este hombre notable en este aniversario número 100 de su nacimiento. Para mí, personalmente, sirve como ejemplo brillante de lo que todos deben esforzarse por ser. Él es mi más grande héroe, un faro de la humanidad y es bueno que se le rinda  este homenaje en un momento en que el mundo se está uniendo en el nombre del deporte y la amistad. El mundo se hizo un lugar más rico por la presencia de Raoul, y el pueblo sueco debe estar justificadamente orgulloso de uno de sus mejores hijos.

Mire el video