abril 21, 2016

Armenios y judíos – dos pueblos valientes unidos en la adversidad

El Levantamiento del Gueto de Varsovia y los Cuarenta Días de Musa Dagh

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg rinde homenaje a los héroes y mártires del Levantamiento del Gueto de Varsovia y recuerda a las víctimas de la revuelta, que comenzó hace 73 años, el 19 de abril de 1943 y duró hasta el 16 de mayo de 1943, cuando los últimos focos de la resistencia fueron vencidos por los nazis, la cual se inspiró en gran medida por el ejemplo dado por los armenios en 1915.

Como resultado directo de las deportaciones, varias organizaciones judías clandestinas crearon una unidad de autodefensa de combate conocido como la Organización Judía de Combate, o ŻOB (en función de su nombre polaco) encabezada por Mordejai Anielewicz. El Partido Revisionista (conocido como Betar) estableció otra organización militar, la Unión Militar Judía, o ZZW.

Combatientes de ambos grupos unieron sus fuerzas en un intento de oponerse a los ataques alemanes para destruir el gueto, una meta que los nazis lograron 4 semanas más tarde, después de enfrentar una fuerte y heroica resistencia.

Diez años antes, el escritor austriaco, Franz Werfel escribió “Los cuarenta días de Musa Dagh”, una novela basada en hechos reales que tuvieron lugar en 1915, en el inicio del genocidio armenio. La novela trata de la autodefensa de una pequeña comunidad armenia cerca de Musa Dagh, una montaña situada en el Imperio Otomano.

La FIRW ha rendido homenaje a Franz Werfel, un héroe de Armenia, y esto incluye la emisión de un sello conmemorativo con su figura, emitido por la Autoridad Postal de Israel.

De acuerdo con los relatos históricos y testimonios, el libro de Werfel era muy popular entre la población del gueto de Varsovia, y sirvió como inspiración para su próxima revuelta.

Este no es el único vínculo entre los armenios y los judíos, como se ilustra por el Dr. Harutyun Khachatryan, que salvó la vida de un judío en el Holocausto y fue oficialmente reconocido como Justo entre las Naciones, gracias al trabajo de investigación llevado a cabo por la Fundación Wallenberg.

De acuerdo con el Presidente de la FIRW, Eduardo Eurnekian: “Es nuestro deber mantener vivo el legado de los salvadores y de todos los heroicos combatientes que participaron en el Levantamiento del Gueto de Varsovia, fuertemente inspirado en los valientes armenios que habían sido perseguidos tres décadas antes. Es nuestra misión inculcar sus hazañas en los corazones y las mentes de las nuevas generaciones”.

Traducción: FIRW